Seguridad Alimentaria: Aflatoxinas

Comenzaremos explicando qué son las micotoxinas y cuales son las más relevantes en lo que respecta a la salud humana y animal.

 

Las micotoxinas son compuestos químicos producidos en el metabolismo secundario de algunos hongos, y, para su desarrollo y crecimiento intervienen factores tanto físicos, como químicos y biológicos. Los hongos que producen las micotoxinas pueden encontrarse en el campo (directamente en los cultivos) durante la cosecha o durante su almacenamiento.

 

 

 

Las principales micotoxinas que representan un riesgo para la salud humana y animal son:

 

  • Aflatoxinas (Aspergillus flavus y A. parasiticus):

    • Aflatoxina B1

    • Aflatoxina B2

    • Aflatoxina G1

    • Aflatoxina G2

    • Aflatoxina M1

    • Aflatoxina M2

 

  • Ocratoxina A (Aspergillus ochraceus y Penicillum verricosum)

  • Patulina (Penicilum, Aspergillus y Byssochylamys)

 

Ahora que sabemos algo más sobre las micotoxinas, vamos a centrarnos en las aflatoxinas y los problemas que pueden causar. El objetivo, es ofreceros información sobre ellas y haceros llegar estrategias de prevención y control para evitar la presencia de estas toxinas.

 

 

AFLATOXINAS

 

 

 

Pertenecen a un grupo de toxinas producidas por algunas clases de hongos (mohos) en cultivos agrícolas como pueden ser el maíz, la semilla del algodón o los frutos secos (de cáscara dura) de forma natural.

 

Son producidas por algunas cepas de Aspergillus flavus y Aspergillus parasiticus, hongos que suelen estar presentes en zonas cálidas y húmedas. Las aflatoxinas se pueden desarrollar por dichos hongos sobre los propios cultivos en los campos, durante la cosecha o durante su almacenamiento, contaminando los alimentos y suponiendo así un grave peligro para la salud humana y los animales, principalmente el ganado.

 

Dentro de las aflatoxinas, es importante destacar dos de ellas: AFB1 AFM1. La primera de ellas fue catalogada por la IARC (International Agency for Research on Cancer) en 1987 dentro del grupo I por su efecto carcinogénico para humanos y animales mientras que la segunda está catalogada dentro del grupo 2B como "posible carcinógeno para humanos".

 

 

Efectos de las aflatoxinas en los animales

 

  • Cerdos: más susceptibles que los rumiantes. Pueden sufrir alteraciones hepáticas, de coagulación y del sistema inmunitario, diarreas, abortos y mortalidad (en algunas ocasiones).

  • Vacas: toxicidad menor que en cerdos. Les producen una disminución de la ingesta (anorexia), disminución de la reproducción, prolapso del recto, alteraciones hepáticas y renales, y, edema en la cavidad abdominal.

  • Equinos: mayor susceptibilidad que los rumiantes. Los síntomas pueden ser: cólicos, alteraciones neuromusculares, parálisis e hipersensibilidad, alteraciones de los órganos internos, disminución de la tasa de crecimiento y la fertilidad y mortalidad.

  • Conejos: son muy susceptibles y padecen de anemia hemolítica y efectos citotóxicos.

  • Pollos: pueden sufrir lesiones hepáticas, disminución de la productividad, la eficiencia reproductiva, la producción de huevos y la calidad de la cáscara y la carcasa, así como el aumento de la propensión a enfermedades.

 

 

Efectos de las aflatoxinas en los humanos

 

La exposición de las personas a estas micotoxinas se produce cuando consumen productos contaminados o bien cuando consumen productos derivados de animales que comieron alimentos contaminados como por ejemplo carne o lácteos.

 

 

 

Asimismo, los agricultores y otros trabajadores agrícolas pueden contaminarse a través de diferentes maneras como inhalando el polvo generado durante el manejo y el procesamiento de las cosechas y productos o bien tras consumir alimentos contaminados.

 

Es importante destacar que la mayor parte de la exposición humana a estas micotoxinas está relacionada con el consumo de frutos secos y los cereales.

 

Algunos datos a destacar sobre las aflatoxinas en los humanos son:

  • Son inmunosupresoras.

  • Algunos de los órganos más afectados son: hígado, riñón y cerebro.

  • Los principales daños a la salud humana son: cáncer de hígado y problemas renales.

  • Los efectos que produce son: mutagénicos; teratogénicos, estrogénicos, inmunotóxicos, nefrotóxicos, neurotóxicos, etc.

  • Los casos de aflatoxicosis agudas más importantes se han dado en: India, África, Tailandia y Kenia.

  • Se dice que hay una posible relación con el Síndrome de Reye: afecta al cerebro y al hígado (principalmente en niños).

  • También tiene una posible relación con el Síndrome de Kwashiorkor: principalmente en niños de países tropicales.

  • Otros problemas que se dan en humanos como consecuencia de las aflatoxinas son: hepatitis aguda, edema o alteración de la digestión y metabolismo de nutrientes, problemas en la reproducción y muerte.

 

 

Estrategias de control y prevención

 

 

 

Según el Codex Comité on Food Additives and Contaminants (CCFAC):

  • Adopción de “Buenas Prácticas Agrícolas” y del “Procesado de los productos”.

  • Adopción de los “Protocolos de elaboración de Puntos críticos” y “Control de Riesgos” (APPCC).

 

Si supone un peligro de tipo biológico:

  • El mejor método es la aplicación integral de un sistema APPCC en el conjunto de la cadena productora.

  • Se debe llevar a cabo una evaluación del riesgo en cada etapa del proceso para cada micotoxina.

  • Realizar un estudio para conocer los factores que propician la contaminación del producto.

  • Establecer medidas precosecha y postcosecha.

 

Es muy importante tener en cuenta que las aflatoxinas suponen un riesgo en el procesado de cereales y  otros cultivos de gran interés actual en el sector agrícola como son el almendro o el pistacho.

 

La identificación temprana de las aflatoxinas en cultivos de pistacho y cultivos de almendro es necesario para eliminar el riesgo que conlleva a la salud humana. Desde Fertibox podemos realizar este tipo de análisis y estamos capacitados para informaros sobre los mismos y conseguir los productos con los máximos estándares de calidad. 

 

Esperamos que os haya resultado interesante saber más sobre este tipo de micotoxinas. En posteriores entradas, haremos un mayor hincapié en las medidas de prevención y control de las aflatoxinas. 

 

Si queréis más información o queréis aportar más datos sobre como afecta este tipo de toxinas a la seguridad alimentaria, no dudéis en dejarnos un comentario debajo o enviarnos un email

 

Please reload

Categorías
Please reload

Entradas destacadas

Unidades en los análisis de suelos. PPM y MEQ

24/10/2019

1/3
Please reload

Entradas recientes
Please reload

NEWSLETTER
Buscar por tags