Análisis de Savia en el Pistacho

Siguiendo con los cultivos frutales, hoy nos vamos a centrar en el pistacho y la importancia de los análisis de savia como índice de fertilización en este tipo de cultivo. Al igual que el almendro, el interés por este cultivo se ha ido incrementando en los últimos años y son muchos los agricultores que han decidido poner en marcha plantaciones de pistacho, particularmente de la especie Pistacia terebinthus L, a lo largo de la región peninsular.

 

Se trata de una especie típica de veranos largos, cálidos y secos y además soporta muy bien el frío invernal tan común en determinadas zonas peninsulares y es resistente a la sequía.

 

 

 

 

Situación actual del cultivo del pistacho

 

En los últimos años se han incrementado las plantaciones de pistacho en España debido a la necesidad de emplear nuevos cultivos alternativos para diversificar nuestras producciones.

 

En este caso, el pistachero es un buen aliado ya que goza de una buena adaptación a zonas de clima continental y, además, se ha incrementado la demanda de su fruto (12.000 t anuales importadas). Actualmente, las mayores plantaciones se encuentran en las regiones de Castilla-La Mancha, Andalucía y Extremadura, suponiendo unas 20.000 ha cultivadas y está en aumento. Son plantaciones jóvenes (menores de 20 años) y se han realizado fundamentalmente en secano, aunque también hay  plantaciones de riego deficitario donde regiones como California llevan años testando la rentabilidad de este sistema. 

 

 

 

Como ocurre con la introducción de nuevos cultivos, en los primeros inicios del pistacho español se cometieron muchos errores, derivados principalmente del desconocimiento del cultivo y sus necesidades y ello condujo a una cierta desilusión por de los agricultores que se enfocaban hacia el  cultivo de pistacho.

 

Sin embargo, estos errores se han ido corrigiendo con el paso del tiempo y actualmente ha mejorado mucho el nivel tecnológico de las nuevas plantaciones y de los servicios de asesoramiento. Por eso, animamos a los agricultores a adentrarse en el cultivo del pistacho como un complemento más a la renta agraria, aunque como en otros frutales, antes de realizar una plantación, es necesario tener en cuenta las características climáticas, el material vegetal a emplear, el sistema  del cultivo, y el suelo sobre el que se realizará la plantación realizando una análisis de suelo etc. Por todo esto, es muy importante llevar posteriormente una correcta gestión de las plantaciones y aquí entran las nuevas técnicas analíticas como el  análisis de savia. 

 

 

Importancia del análisis de savia en el pistacho

 

Es importante mencionar el papel que desempeñan los análisis de savia en el cultivo del pistacho como una herramienta fundamental a la hora de conocer el estado nutricional del árbol en el momento en el que se realizan.

 

Los resultados de estos, nos sirven de ayuda para determinar la situación de los nutrientes en el suelo y si la aplicación de fertilizantes al suelo están teniendo la repercusión esperada sobre los árboles de la plantación. Es decir, nos permiten conocer la mejor forma de aplicar dichos  fertilizantes, así como evitar problemas por exceso o defecto e identificar posibles nutrientes que se encuentren bloqueados en el suelo.

 

Una vez que se obtienen los resultados se deben interpretar y si los valores para cada nutriente se encuentran fuera de los límites considerados adecuados, es necesario realizar un análisis de suelo ya que es una herramienta de apoyo y nos va a ayudar a la hora de optimizar los rendimientos de los cultivos.

 

 

¿Qué parámetros medimos con el análisis de savia en el pistacho?

 

Mediante el análisis de savia determinamos una serie de parámetros de gran importancia en el comportamiento de nuestros suelos y cultivos.

 

En primer lugar, los valores más indicativos a medir son el pH, la electro-conductividad (en adelante EC) y el contenido en azúcares (Brix %). Estos tres valores nos ofrecen resultados muy rápidos y un conocimiento general sobre el estado del cultivo:

 

  • pH: si el pH es muy bajo nos indica un desequilibrio entre cationes y más de uno puede estar en rango de insuficiencia. Sin embargo, si el pH es alto estaríamos hablando de que podríamos tener deficiencia a nivel de aniones. Se consideran valores normales de savia con pH que oscile entre 6 y 6,5.

 

  • EC: nos indica si la planta presenta una carencia, equilibrio o exceso de nutrientes, siendo muy importante ya que puede dar lugar a diferentes tipos de toxicidades, desarrollo vegetativo innecesario y decrecimiento en la producción de frutos y concentración de azúcares. Valores por debajo de 12 ms/cm nos indican que la planta no se encuentra correctamente fertilizada y por encima de 15 ms/cm nos está indicando una sobre fertilización. Un exceso de fertilizantes no solo resulta desequilibrante para los suelos y para la planta generando bloqueos en algunos nutrientes, sino que hace más susceptible a la planta de sufrir ataques de patógenos. 

 

  • Contenido en azúcares (Brix %): nos permite conocer la cantidad de azúcares disueltos en la muestra de savia. Un alto % de Brix se relaciona directamente con el potencial productivo y también en fases iniciales puede permitir luchar contra heladas ya que evita la congelación de la savia. El umbral considerado como óptimo se encuentre entre 9 y 10 Brix (%).

     

     

 

 

Estos tres valores permanecen constantes durante el ciclo de producción del cultivo y nos permiten conocer rápidamente si el cultivo se encuentra correctamente fertilizado o no.

 

Además, existen otros parámetros que varían dependiendo del ciclo del cultivo como son el contenido de macro y micronutrientes (Nitrógeno, Fósforo, Potasio, Calcio, Boro, Hierro, Manganeso, etc). La medición de estos parámetros es muy importante ya que nos puede indicar la presencia de elementos químicos que si se encuentran en cantidades elevadas pueden ser tóxicos como por ejemplo el Cloro, Sodio o el Boro o si hay un déficit de estos pueden actuar como limitantes. Por ello, es importante recordar que una fertilización es tan efectiva como el equilibrio de sus nutrientes.

 

 

Muestreo

 

A la hora de recoger las muestras de savia del pistachero es importante tener en cuenta que ha de pasar el menor tiempo posible entre la recogida de la muestra y el procesado de esta.

 

Os recomendamos concertar previamente la recogida de muestras en caso de realizarse por parte del cliente con 36 horas de antelación para ajustar la recogida con la empresa de mensajería. Además, si las plantaciones no son uniformes se deberá recoger una muestra por cada tipo de plantación.

 

 

 

El análisis de savia también presenta momentos óptimos para realizar las analíticas. Desde Fertibox hacemos hincapié en tres de ellos, teniendo en cuenta siempre durante la recogida la orientación de los 4 puntos cardinales (Norte, Sur, Este y Oeste).

 

  • 1) Fase de recogida: En esta fase, es necesario recoger hojas totalmente desarrolladas de la parte media de los brotes del año, siendo utilizados los pecíolos y nervios (tejido conductor) para el análisis de savia. Es recomendable recoger entre 100-250 gramos de muestra (brotes tiernos y hojas) que será introducida en una bolsa de papel o entre papel transpirable (papel folio, papel de filtro, etc) y conservar en frío hasta el momento del envío con el objetivo de evitar que la muestra se vea alterada por diferentes factores como puede ser la temperatura o humedad. Esto se correspondería al estado de cuajado de las flores. 

 

  • 2) Fase de recogida: esta fase de recogida se produce cuando el fruto se encuentra en fase de engorde sobre el 50%. Nos encontramos en un momento de crecimiento y engorde, por lo tanto, es muy importante identificar nutrientes que puedan actuar de forma limitante como el Potasio y evitar una posible disminución del fruto. En esta fase se recomienda coger hojas apicales, brotes de la parte inferior  y  hojas del segundo tercio de diferentes árboles.

 

  • 3) Fase de recogida: esta fase es aquella en la que se produce la maduración del pistacho (finales de agosto y mediados de septiembre) y se ha de hacer antes de que comience la absorción de savia por parte del pistachero. Esto nos permitirá realizar un muestreo para plantear la fertilización del próximo año y poder suplir carencias nutricionales en la fase final.

 

Como podéis observar no hemos hablado en ambas fases de fechas concretas de recogida de muestras, ya que cada variedad de pistacho ofrece unas características peculiares y cada región tiene un clima diferente que hacen que existan fluctuaciones muy importantes en los diferentes estados fenológicos. Además, en función del estado fenológico del cultivo la concentración de nutrientes variará y por ejemplo en un mismo cultivo puede haber diferencias no solo dependiendo de la variedad, sino del tipo de suelo sobre el que se asiente el cultivo. Por ello, es muy importante realizar un seguimiento del cultivo teniendo en cuenta un previo análisis de savia extraída de los pecíolos y nervios de las hojas completamente desarrolladas en la parte central de los brotes del año.

 

 

Metodología

 

Realizar un análisis de savia implica un arduo trabajo y puesta a punto de diferentes técnicas, buscando obtener unos resultados que permitan tener en menos de 5 días una respuesta para nuestros clientes. Para hacer esto posible, se ha de trabajar en la destrucción de las células vegetales sin crear cristales de hielo y a temperaturas criogénicas junto con el prensado a más de 25.000 Newton.

 

Estos procesos, nos permiten extraer una savia pura con restos de conservante no miscible en agua que ha de ser separado previamente y de la que se obtiene la savia que ha de ser centrifugada a más de 10.000 rpm para evitar que aparezcan residuos que puedan alterar los parámetros de la muestra.

 

 

 

Finalmente, hay que indicar que a la hora de trabajar con estas muestras no se puede trabajar con agua destilada, sino que ha de ser con agua mili-Q (agua ultra purificada) que se utiliza para todos aquellos procedimientos de química analítica y, además, que el prensado de las muestras con una prensa de mano en campo no es un trabajo efectivo y puede desencadenar en una posible contaminación de esta con restos de material de otros procesados. Por lo general, hoy en día, se están empleando dispositivos de medición in situ que no son correctamente calibrados y cuyo margen de error es demasiado grande.

 

 

¿Cómo contratar nuestros servicios?

  

Estas analíticas se ofertan de dos formas, contactando directamente con el laboratorio, realizando un pedido en la página web o contactando con nuestra red de distribuidores de la cual estamos haciendo acopio actualmente.

 

Si eres asesor, empresa de distribución de fertilizantes o fitosanitarios o cooperativista, te puedes beneficiar de condiciones especiales que permitirán hacer llegar estos servicios al resto de agricultores permitiendo ahorrar en costes.

 

Es muy importante indicar que para formar parte de la red de distribuidores se tienen que MOSTRAR UNOS CONOCIMIENTOS TÉCNICOS MÍNIMOS O MOSTRARSE DISPUESTO A ADQUIRIRLOS, esto se realiza vía entrevista con el responsable de innovación de Agrosmart Solutions S.L.

 

Si tenéis algún tipo de duda podéis contactar desde el formulario de nuestra página web, dejando un comentario debajo del post o enviando un email.

 

Please reload

Categorías
Please reload

Entradas destacadas

Unidades en los análisis de suelos. PPM y MEQ

24/10/2019

1/3
Please reload

Entradas recientes
Please reload

NEWSLETTER
Buscar por tags