Analizar la savia vegetal

Proyecto de I+d Asapnor

Desde Fertibox desarrollamos una labor de investigación mediante proyectos de I+D que nos ayudan a situarnos como un laboratorio de referencia nacional, esto conlleva el desarrollo de nuevas técnicas analíticas o introducción de nuevas técnicas adaptadas a las necesidades de nuestros clientes, en la actualidad, somos un laboratorio pionero en el empleo de las técnicas analíticas para analizar la savia vegetal.


El análisis de la savia vegetal nos permite analizar la savia que se encuentra en el interior de una planta, siendo esto un análisis de precisión y que ofrece información en tiempo real de cómo se encuentra la planta, si hacemos una analogía al ser humano, sería el equivalente a realizar un análisis de sangre para determinar como nos encontramos y descartar posibles complicaciones.


Al igual que los seres humanos tienen diferentes grupos sanguíneos podemos ver que la savia de las diferentes especies vegetales es completamente diferente, la savia no es de color (solo en algún cultivo) estos colores pueden ir desde el blanco semitransparente del avellano al marrón intenso del kiwi.


muestra savia vegetal



¿Por qué hacer una investigación basada en el análisis de savia?


El desarrollo de una agricultura más sostenible, rentable y sencilla es un factor clave para el sector agrícola. Desarrollar y optimizar una técnica analítica de precisión y con bases de datos que apoyen la toma de decisiones en tiempo real en la fertilización.


Es muy importante tener en cuenta que un análisis de savia se ve influido por el estado fenológico del cultivo a la hora de determinar el contenido nutricional del mismo.


El primer objetivo de este proyecto ha sido el de conseguir una forma que permita extraer la savia sin emplear solventes orgánicos con el fin de conseguir los siguientes objetivos:


  • Reducir el tiempo de obtención de la savia

  • Reducir el empleo de productos químicos

  • Evitar el empleo de solventes orgánicos que resulten nocivos para el personal técnico

  • Conseguir extraer la savia pura


En esta primera fase del proyecto se consiguió un sistema de extracción de savia vegetal que tiene en cuenta:


  • Características fisiológicas del tipo de cultivo

  • Determinar mejores órganos vegetales para extraer la savia

  • Sistema que permita el procesado en periodos de 36 horas


Tras desarrollar la primera parte de sistemas de extracción de savia donde se consiguió eliminar en el proceso el empleo de solventes orgánicos se procedió a realizar un conjunto de pequeños ensayos para determinar si en algunos cultivos leñosos (ciruelo, melocotón, caqui, granado…) había diferencias a nivel químico entre la savia obtenida de ramas en la copa del árbol y de la savia obtenida de las sierpes (comúnmente conocidos como chupones, mamones o hijos). Como resultado, los análisis de savia realizados presentaban las mismas características químicas, lo cual era de esperar ya que la savia está en constante movimiento dentro de la planta cuando esta se encuentra biológicamente activa.


El objetivo final del análisis de savia es el de trabajar en un sistema que permita diagnosticar, conocer, monitorear y actuar en consecuencia según las necesidades nutricionales del cultivo encontrando las deficiencias antes de que se manifiesten y persiguiendo una estrategia DOP del cultivo (Desviación del Óptimo Porcentual).


En la imagen inferior podemos apreciar el procesado de una muestra bajo una de las técnicas analíticas rudimentarias que se empleaba antes de comenzar el proceso de investigación, esto empleaba solventes orgánicos como el éter de petróleo (entre otros compuestos orgánicos)


Peciolos almendro extracción análisis de savia con éter




¿Cómo se hace un análisis de savia?


Hacer un análisis de savia implica conocer la especie vegetal ya que cada tipo de cultivo tiene una forma diferente de coger muestras, hay cultivos donde predomina la cosecha de hojas y peciolos como en el cultivo de caqui (diospyros kaki) o la higuera (ficus carica) y otros donde predomina la recolección de yemas apicales como sucede cuando queremos recolectar la savia del olivo (olea europea) o extraer la espesa savia del almendro (prunus dulcis).


En cultivos herbáceos o semileñosos suele resultar más sencillo ya que encontramos grandes cantidades de savia en los diferentes órganos siempre que cosechamos material lignificado y hojas, no obstante, en los próximos días se publicará desde Fertibox nuestro pequeño manual sobre la recogida de muestras para proceder al análisis de savia