El calcio y su importancia en el crecimiento vegetal

El calcio es un macronutriente secundario (como el magnesio y el azufre) que juega un papel muy importante en nuestros cultivos ya que es esencial para las plantas y además es el principal responsable de crear y mantener la estructura de los suelos agrícolas.

 

Además, también participa en otros procesos favoreciendo el crecimiento y desarrollo de las raíces, ayudando a absorber los nutrientes y el agua presentes en el suelo, interviene en la regulación estomática y puede afectar a la calidad de los frutos en casos de deficiencia como la conocida peseta del tomate o el bitter pit en el manzano, ambos casos provocados por una deficiencia del calcio o un desequilibrio de nutrientes como un posible exceso de potasio, sodio o Magnesio.

 

 

Este elemento nutritivo se encuentra presente en el suelo en muchas formas como por ejemplo en forma de mineral (silicatos, yesos, etc.) u orgánica que es la que importa desde el punto de vista de la nutrición vegetal ya que es la que forma parte de la materia orgánica del suelo. Asimismo, el contenido en calcio en el suelo depende ampliamente de los materiales de origen y del grado en el que la meteorización y la lixiviación han influenciado el proceso de edafización.

 

A la hora de su absorción por parte de la planta no requiere una fuente de energía ya que se transporta por la planta principalmente a través del xilema junto con el agua. Por este motivo, se puede decir que la absorción de este elemento está directamente relacionada con la proporción de transpiración de la planta, la planta la absorbe de forma pasiva y no requiere procesos de gasto energético, esto resulta negativo también ya que en circunstancias de exceso de humedad, temperaturas frías ( o calientes que provoquen que se cierren los estomas) evitan la correcta absorción del calcio. 

 

 

Importancia del calcio en la agricultura

 

Son varias las razones por las cuales el calcio es importante en la agricultura, entre las que destacan:

  • Tiene gran influencia en el aprovechamiento de otros nutrientes, afecta a la calidad, no sólo de la planta sino también de los frutos.

  • Interviene en cierta medida en la salud de la planta ya que contribuye al desarrollo y crecimiento del sistema radicular, así como de la parte aérea.

  • Está relacionado con la formación de la rizosfera y con los microorganismos que habitan en el suelo.

  • Juega un rol muy importante en la estructura del suelo.

  • Es un factor determinante en la calidad y cantidad de las cosechas.

  • Cuando nuestros suelos presentan elevadas cantidades de aluminio que pueden producir fitotoxicidad, es la única alternativa para combatirlo.

  • Es el único elemento que puede desplazar los excesos de sodio del bulbo radicular sin transformación química del mismo.

  • Presenta lenta movilidad en la planta, es uno de los elementos limitantes en la productividad agrícola.

 

 

Importancia del calcio en las plantas

 

El calcio en forma Ca2+ es acumulado por las plantas, especialmente en las hojas, donde se deposita irreversiblemente. Algunas de las principales funciones del calcio en las plantas desempeña son:

  • Es un nutriente esencial para el desarrollo y crecimiento de meristemos, así como para el crecimiento y funcionamiento apropiado de los ápices radicales.

  • Es un componente de la lámina media, donde cumple una función cementante como pectato cálcico.

  • Protege de posibles daños a la membrana celular, evitando un posible escape de sustancias intracelulares.

  • Se cree que puede actuar modulando la acción de las hormonas vegetales, regulando la germinación, crecimiento y senescencia.

  • Es importante en el desarrollo vegetal y la regulación metabólica.

  • Se reconoce como regulador intracelular importante de procesos bioquímicos y fisiológicos.

  • Cumple una función esencial en el crecimiento y desarrollo de las plantas. Además, estabiliza las membranas celulares, impidiendo la difusión de componentes citoplásmicos y regulando la selectividad de absorción iónica.

  • Ayuda a proteger a la planta contra el estrés producido por altas temperaturas, induciendo a la planta diferentes proteínas de choque térmico.

 

Por todas estas razones, el calcio es muy importante en el correcto desarrollo de nuestros cultivos.

 

 

 

Importancia del calcio para los suelos

 

Aunque el calcio sea muy importante para las plantas, también tiene una importante acción sobre el suelo, ya sea desde el punto de vista físico, químico o incluso biológico.

 

Es importante decir que esta acción positiva sólo tiene lugar cuando hay presente calcio activo (Ca2+) en el suelo y no como carbonato (CaCO3).

 

Algunas de las principales funciones del calcio en el suelo:

  • Se considera un elemento floculador ya que forma complejos o “puentes” con arcillas y ácido húmico. De esta forma, crean una especie de “columna” o “puente cementante” que es capaz de soportar los agregados del suelo para que éstos mantengan su forma y no se destruyan por el paso de la maquinaria o por otros efectos de la erosión. Por ello, el calcio tiene un fuerte impacto en la aireación del suelo para permitir la vida de la microfauna benéfica aeróbica, logrando así un impacto directo en la rizosfera de la planta.

  • Contribuye a mejorar el equilibrio entre la atmósfera exterior (el complejo gaseoso) y la atmósfera del interior del suelo.

  • Favorece una mejor circulación del agua en el interior del suelo, evitando así el taponamiento de los poros y su contenido en aire o agua.

  • Es capaz de elevar el pH del suelo.

  • Sirve de alimento para los diferentes microorganismos y vegetales que están presentes en el suelo.

  • Contribuye a reducir la agresividad o virulencia de ciertas enfermedades que se desarrollan en el suelo como es el caso de la “fusariosis”.

 

 

Déficit de calcio en las plantas

 

En primer lugar, realizar un análisis de suelos, así como un buen programa de encalado son prácticas de manejo que nos van a ser útiles para evitar este tipo de problema.

 

 

Las deficiencias de calcio en los suelos están generalmente asociadas a efectos de acidez del suelo. También pueden ser causadas por una baja disponibilidad del calcio o debido a un estrés hídrico que tiene como resultado bajas tasas de transpiración.

 

Síntomas en los cultivos y plantas por el déficit de calcio:

  • Crecimiento radicular lento: las raíces comúnmente desarrollan un color oscuro y en casos extremos la zona de crecimiento puede necrosarse hasta terminar muriendo.

  • Se reduce el crecimiento de las hojas y tejidos jóvenes y las puntas de las hojas se tornan gelatinosas. Las hojas pequeñas se deforman, presentan manchas cloróticas, hojas ajadas y partidas, etc.

  • En leguminosas vamos a observar una pobre nodulación: los nódulos inactivos tienen un color gris en el interior.

  • En el tomate se va a producir una pudrición de las flores, lo cual vamos a poner remediar con un manejo adecuado del calcio y del agua.

  • Inhibición de la germinación del polen y el crecimiento del tubo polínico.

 

Algunas enfermedades que pueden originarse por la falta de calcio son:

  • Podredumbre apical del pimiento o peseta

  • Quemadura apical en lechuga o también llamada “tip burn”

  • “Bitter pit” en manzana

  • Vitrescencia en melón

  • Corazón negro en apio

 

Si tenéis cualquier duda o sugerencia, podéis poneros en contacto con nosotros a través de nuestro correo electrónico o dejando un comentario debajo de la entrada. 

 

 

Please reload

Categorías
Please reload

Entradas destacadas

Unidades en los análisis de suelos. PPM y MEQ

24/10/2019

1/3
Please reload

Entradas recientes
Please reload

NEWSLETTER
Buscar por tags