Cómo combatir los nemátodos

En nuestra entrada anterior "Nemátodos: enemigos de tus cultivos" pudisteis aprender mucho más acerca del desconocido y complejo mundo de los nemátodos y ahora, les traemos un nuevo post en el cual podrán obtener información acerca de su prevención y control.

 

 

¿Cómo controlar su presencia?

 

Es importante saber que los nemátodos se encuentran presentes en casi todos los suelos y su diseminación resulta relativamente sencilla, por este motivo, hay que tener en cuenta una serie de pautas de manejo para poder reducir su presencia .

 

En primer lugar, se recomienda realizar muestreos de suelo periódicamente para determinar la presencia de nemátodos en nuestros cultivos. Si se observa que nuestro cultivo puede verse afectado por los mismos, existen distintos métodos que pueden ayudar a disminuir la población de nemátodos y evitar el daño en los cultivos. Si el control de nemátodos falla, por ser inviable económicamente o impracticable, entonces se debe llevar a cabo una serie de cambios básicos en el sistema de cultivo o aceptar las significativas pérdidas producidas.

 

Antes de decidir qué tipo de técnicas de control son las más adecuadas en cada caso, es necesario caracterizar el problema, determinar los nemátodos patógenos presentes  y conocer su densidad, biología e interacción específica con el cultivo.

 

Por último, hay que tener en cuenta la rentabilidad del sistema con el fin de establecer la viabilidad económica de las técnicas a aplicar, recordar que el beneficio de la agricultura está en el incremento de la calidad con la reducción de costes. 

 

 

Técnicas para el control de los nemátodos

 

Control químico:

 

La aplicación de productos químicos es el método de control más utilizado, especialmente cuando las técnicas agronómicas no reducen o suprimen el problema nematológico lo suficiente como para permitir al agricultor seguir cultivando la planta huésped con una frecuencia económicamente rentable.

 

Por lo general, tienen un coste bastante elevado, pero, aun así, su uso es muy frecuente en los cultivos de alta rentabilidad, lo que ha impulsado el desarrollo de la industria de pesticidas y nematicidas. Es importante destacar que en mayor o menor media, la aplicación de este tipo de productos químicos con actividad nematicida tiene un riesgo potencial de contaminación medioambiental elevado y pueden llegar a ser muy tóxicos tanto para agricultores como para los consumidores. Por ello, en los últimos años se está llevando a cabo la restricción en el uso de nematicidas e incluso en el caso de biocidas la prohibición total.

 

 

 

 

Prácticas culturales:

 

La rotación de cultivos es el método de control tradicionalmente más utilizado en la agricultura. Cuando se usa para el control de nemátodos fitoparásitos el objetivo es reducir la población por debajo del umbral de daño frente al cultivo susceptible, o bien, cuando las densidades de población son bajas, impedir que éstas aumenten hasta alcanzar el umbral de daño.

 

También se pueden utilizar fertilizantes y adicionar enmiendas orgánicas al suelo, las cuales pueden influir en las poblaciones de nemátodos directa o indirectamente. Su aplicación puede aumentar el crecimiento y la producción de los cultivos infestados por nemátodos ya que contribuye a mejorar la estructura del suelo por el aporte de nutrientes y sustratos para la multiplicación de organismos de biocontrol en el suelo.

 

Además, es posible reducir el daño que puedan causar modificando la época de siembra ya que la densidad de población de los nemátodos fluctúa con la estación climática y la edad del cultivo. Por otro lado, algunas especies de nemátodos tienen sólo un ciclo reproductivo por época de cultivo, pudiéndose controlar estos nemátodos con la alteración de la fecha de recogida de la cosecha, de tal manera que se realice antes de que se haya completado el ciclo biológico del nemátodo.

 

 

Control biológico:

 

Existen organismos depredadores (hongos, nemátodos, etc) y patógenos (virus o bacterias, por ejemplo) que son enemigos naturales de los nemátodos fitoparásitos y que reducen sus poblaciones. Sin embargo, su eficacia sólo se ha comprobado en el laboratorio por lo que se desconocen resultados efectivos en el campo. En la actualidad, la matriz de Fertibox, Agrosmart Solutions, se encuentra realizando investigación aplicada sobre nematicidas basados en hongos que permita reducir costes y que sean aplicables en agricultura ecológica.

 

En la imagen inferior se pueden ver los ensayos de aislamiento de cepas de Trichoderma con el fin de emplearla como nematicidas, estas cepas se aíslan de nemátodos parasitados. 

 

 

Esto implica realizar ensayos de laboratorio y de campo porque se desconoces el correcto manejo de estos antagonistas para su posterior aplicación masiva en los cultivos. Por otro lado, existen algunas prácticas culturales que mediante el manejo de los residuos vegetales consiguen reducir el desarrollo de nemátodos patógenos o el cultivo de algunas plantas compuestas las cuales tienen una acción nematicida, especialmente contra los nemátodos endoparásitos como pueden ser el Tagete (Clavel chino) y la Plegetta ( Raphanus sativa var. oleifera)  que han demostrado su eficacia reduciendo hasta en un 80% las colonias de nemátodos en los suelos.  En la imagen inferior se pueden ver plantas de pegletta, un gran aliado para hortícolas estivales. 

 

 

 

 

Control físico:

 

Los nemátodos tienen una resistencia limitada al estrés físico. Los límites difieren entre las especies según las características fisiológicas y el estado de desarrollo.

 

Los métodos físicos más habituales son la aplicación de calor húmedo o seco y la desecación. También se pueden reducir las poblaciones de nemátodos mediante un proceso de inundación en el que se produce un cúmulo de amonio y bajada de oxígeno a cero durante dos semanas.

 

Por otro lado, tenemos la solarización del suelo que es un método de control particularmente eficaz en las zonas de elevada radiación solar y donde se alcanzan altas temperaturas al menos durante dos meses al año. Mediante este método, conseguimos una desinfestación del suelo que inactiva térmicamente o debilita muchos organismos de este tales como hongos, bacterias o nemátodos, generalmente perjudiciales para los cultivos.

 

 

Plantas resistentes:

 

Existen muchas especies de plantas las cuales son resistentes a los nemátodos de manera natural. El uso de estas plantas en cultivos tanto anuales como perennes constituye un método ideal para mantener bajas a las poblaciones de nemátodos fitoparásitos debido a que pueden impedir completamente la reproducción del nemátodo, permiten reducir los tiempos de rotación y con ello, optimizar el uso del terreno. Además, no producen residuos tóxicos, no requieren equipos ni técnicas especializadas y no implican un coste adicional para el agricultor. Sin embargo, todavía no se han encontrado fuentes potenciales de resistencia para muchas combinaciones de nemátodo-cultivo. Otro problema es el desarrollo de patotipos capaces de vencer la resistencia.

 

Por otro lado, hay que tener en cuenta que los procesos para la obtención de variedades resistentes son costosos y requieren mucho tiempo. A pesar de ello, se podría decir que el uso de cultivares resistentes constituye una alternativa de control muy importante y con bastante futuro, especialmente en los últimos años mediante el desarrollo y aplicación de las técnicas de ingeniería genética.

 

 

Todos los métodos de control mencionados tienen ventajas y limitaciones y ninguna estrategia por sí sola puede considerarse totalmente eficaz. Algunas medidas, pero pocas pueden resultar eficaces casi al 100% pero son vulnerables al uso prolongado a lo largo del tiempo, por lo que la gestión de las enfermedades causadas por los nemátodos debe involucrar la acción combinada de varios métodos de control, adaptados a las condiciones agroambientales locales, y aplicados de forma secuencial o simultánea.

 

Recuerda que la mejor forma de controlar este problemas es contactar con técnicos de campo que te sepan asesorar correctamente y procedas a realizar análisis de suelos como los que realizamos desde Fertibox. 

Esperamos que os haya resultado útil este post sobre las técnicas para combatir los nemátodos, ¿y vosotros, conocéis alguna otra técnica eficaz para combatirlos?

 

Si tenéis cualquier duda o aportación no dudéis en escribirnos al email o dejarnos un comentario justo debajo del post. ¡Estamos deseando leer vuestras sugerencias y comentarios!

 

¡Fertisaludos!

 

Please reload

Categorías
Please reload

Entradas destacadas

Unidades en los análisis de suelos. PPM y MEQ

24/10/2019

1/3
Please reload

Entradas recientes
Please reload

NEWSLETTER
Buscar por tags