Cultivo de la higuera

El cultivo de la higuera (Ficus carica) es un cultivo que siempre se ha asociado a terrenos pobres, secos y poco fértiles. El fruto de la higeura brindaba la oportunidad de suministrar un alimento rico en nutrientes y energía para los trabajadores del campo, con el paso de las años se están descubriendo las enormes posibilidades que acompañan a nivel gastronómico a este producto, ya sea en su consumo en seco (el más extendido) o a poder disfrutar su consumo en fresco (con matices y texturas espectaculares) a la elaboración de productos procesados como mermeladas, vinagretas o productos tan exquisitos como el bombón de higo que elaboran en la comarca de la Vera en Extremadura.


Es muy importante tener en cuenta que se está planteando como uno de los cultivos apoyo para la economía en diferentes regiones como así ha surgido previamente con el Almendro o el Pistacho. La higuera es un frutal rodeado de misticism, ya que se considera uno de los árboles “mágicos” como las historias que cuentan que Buda encontró “la iluminación” bajo una higuera.


Hoy vamos a introducirnos de una forma breve a alguna de las características más genéricas de la higuera que iremos ampliando en futuras entradas de blog ya que el cultivo de la higuera está creciendo en la actualidad por demanda de los compradores tal y como se puede observar en Mexico o Estados Unidos con el cultivo de las variedades como Black Missión y creemos que el cultivo de la higuera en España va a tener un repunte muy interesante durante los próximos años donde los primeros serán los que recojan los beneficios.


higuera, cultivo