Determinación del vigor de la cepa

El vigor de una cepa se define como la intensidad de crecimiento vegetativo, aunque hace referencia al crecimiento global, es decir, tanto al desarrollo vegetativo como al rendimiento de nuestro viñedo.


El conocimiento del vigor del viñedo es importante porque la capacidad productiva depende de este valor. Debe haber un vigor mínimo que proporcione la superficie foliar necesaria para un correcto desarrollo productivo que garantice la maduración de las bayas y acumulación de reservas en la viña.



Debemos tener en cuenta que evaluar el vigor se contempla de manera duradera, es decir, como el resultado de las influencias del manejo del viñedo y las condiciones de los años anteriores. No como una respuesta inmediata de la planta a una situación como estrés hídrico o de cualquier otro tipo.


Con esta determinación del potencial del crecimiento del viñedo, vamos a poder valorar la capacidad vegetativa y productiva para disponer de un criterio que nos permita ajustar su equilibrio.