Fertilización del Almendro

October 21, 2019

La fertilización de cualquier árbol frutal o sistema hortícola lleva implícito cierto conocimiento sobre el manejo del suelo, el cultivo y los rendimientos esperados.

 

En primer lugar, hay que tener en cuenta que el cálculo de las extracciones de fertilizante de los cultivos depende de diferentes factores y que, este sistema de cálculo no resulta siempre efectivo hasta que la plantación está perfectamente establecida y la planta tiene “madurez vegetativa”.

 

Cuando se quiere llevar a cabo una fertilización eficiente, siempre hay que fijarse en los principales nutrientes que extrae un cultivo, pero esto no implica que no se realicen aportes de otros micronutrientes. Recordemos que los macronutrientes son los que el árbol necesita en mayor cantidad y los micronutrientes, los que se extraen en cantidades inferiores pero esto no implica que sean depreciables, ya que, parafraseando a  Von Liebig “el rendimiento de la cosecha está determinado por el elemento nutritivo que se encuentra en menor cantidad”.

 

Esto quiere decir que, aunque tengamos disponibles todos los nutrientes, si tenemos un solo nutriente deficitario, ya sea un macronutriente o un micronutriente esto repercutirá en el rendimiento del cultivo.

 

Teniendo en cuenta esto recordemos cuales eran los macronutrientes y cuales los micronutrientes.

 

  • Macronutrientes: Nitrógeno, Fósforo, Potasio, Calcio, Magnesio y Azufre.

  • Micronutrientes: Boro, Hierro, Sodio, Cloro, Aluminio, Manganeso, Cobre, Zinc, Molibdeno, Cobalto, Flúor y Selenio.

 

Es importante indicar que en alguno de los micronutrientes rara vez encontraremos deficiencias y que por este motivo estas no se plantean cuando se identifican informes sobre deficiencias como el que tenemos disponible de forma gratuita para todo el mundo en la entrada: "Deficiencias de fertilizantes".

 

 

 

Extracciones de nutrientes en el almendro

 

Las extracciones aquí manifestadas se refieren a las extracciones por tonelada de pepita, así que nada de emplear los kilos de almendra con cáscara, nos referimos a rendimientos por pepita así que una de las primeras normas: “debemos de tener estimado el rendimiento esperado de nuestro cultivo si trabajamos en una fertilización basada en el aporte antes del cultivo, o si tenemos un buen suelo podemos trabajar en recuperar los nutrientes extraídos previamente para llevar un correcto manejo del suelo”.

 

Para conocer el estado de un suelo es necesario hacer una analítica, cuando uno visita al médico y le comenta “me duele aquí, tengo este problema, me dan mareos…” ¿Qué es lo primero que hace? Hacer una analítica, así de simple. Sin una analítica y sin tener datos nunca sabremos si estamos haciendo bien o mal la fertilización, y en ocasiones, un problema de este estilo puede costar miles de euros.

 

Podemos tener un buen contenido de nutrientes pero con un contenido de materia orgánica, electroconductividad o pH nefastos y esto condiciona la capacidad de extraer los nutrientes por parte de la planta porque, seamos consecuentes, ¿de qué te vale estar en la Antártida rodeado de agua helada si no eres capaz de beber porque esta está en forma de hielo? Pues lo mismo sucede con los fertilizantes en el suelo, tienen que estar disponibles de una forma que la planta pueda emplearlos sin ningún tipo de problema.

 

Una vez que sepamos esto y tengamos el conocimiento sobre nuestro suelo para obtener el máximo potencial de forma sostenible (un suelo bien conservado siempre es un suelo muy productivo) procedemos a indicar las extracciones por cada nutriente basándonos solo en los macronutrientes como hemos indicado anteriormente:

 

  • Nitrógeno: este elemento es fundamental para las plantas, forma parte de las proteínas, amidas, clorofila y hormonas de todo tipo. Para una producción de una tonelada, se estiman unas extracciones de 68Kg de nitrógeno.

  • Fósforo: es un elemento que podría causar problemas en unas décadas ya que se están  agotando las principales minas del cual lo extraemos. Forma parte de los procesos metabólicos, fotosíntesis, generación de sistema radicular y extracción de energías de reserva. Las extracciones estimadas por cada tonelada de pepita producida son de 12Kg de fósforo.

  • Potasio:  las funciones del potasio en la planta son varias, van desde la síntesis a sistemas de regulación de absorción del agua, una de las que conviene siempre recordar: ayuda al engorde de los frutos. Las extracciones de potasio por cada tonelada de pepita son de 56Kg.

  • Calcio: uno de los elementos a tener en cuenta en cultivos de secano ya que el estrés hídrico deriva en una mala absorción de este nutriente. Es indispensable en el crecimiento de los tejidos y su influencia a nivel celular, muchas veces presenta problemas cuando tenemos un pH elevado, ya que queda bloqueado por el fósforo. Su extracción por cada tonelada de pepitas es de 2,5Kg, el calcio  vuelve al suelo  en gran medida por la caída de las hojas y el material vegetal de la poda.

  • Magnesio: componente que actúa como limitante en la producción de la clorofila, es uno de los grandes olvidados pero resulta muy simple y económica su aplicación, mediante enmiendas de dolomitas. Las extracciones de magnesio oscilan sobre 8Kg por cada tonelada de pepita.

  • Azufre: es esencial en la síntesis de aminoácidos, ayuda en la formación de la clorofila y forma parte del ciclo metabólico del nitrógeno. Actualmente, no se tienen datos estimados sobre las extracciones de azufre por parte de la planta en los cultivos, por este motivo basándonos en la literatura científica hemos identificado unas extracciones medias de 1Kg.

     

 

Cálculo extracciones almendro

 

Para calcular las extracciones, como mencionamos anteriormente, hay que tener en cuenta el rendimiento en pepita esperado, superficie de  cultivo y número de pies por hectárea si queremos calcular la dosis por árbol pero, ¿sabéis que podemos calcularlo automáticamente con una calculadora?

 

Hoy os regalamos una calculadora de extracciones de unidades fertilizantes del almendro, es un Excel que cuenta con la información suficiente como para tener en cuenta:

 

  • Rendimiento esperado del cultivo en toneladas por hectárea

  • Superficie

  • Marco de plantación

 

Con estos datos vamos a calcular la extracción total de la explotación, la extracción por hectárea y la extracción de cada árbol, ¿y esto de qué sirve? Sirve para calcular la siguiente parte, la dosis de fertilizantes respecto a los niveles del suelo.

 

 

 

Dosis de Fertilización y disponibilidad

 

Para calcular la dosis de fertilizante tendremos que conocer las unidades fertilizantes en el suelo. En Fertibox, con una analítica básica siempre ofrecemos este resultado, con cationes y aniones disponibles para el cultivo, por lo tanto, ofrecemos la solución perfecta para calcular la dosis de fertilización y aplicar esta hoja de Excel. 

 

Una vez introducidas las unidades disponibles en el suelo procedemos a identificar el varemo entre lo necesario y lo aportado. Podemos trabajar introduciendo el nombre del fertilizante que queramos emplear junto con su riqueza en unidades fertilizante, vamos ajustando la dosis en miles de kilos y observando como va variando hasta obtener unos valores que se sitúen más o menos al 10% de lo indicado.

 

 

 

 

Si le añadimos el precio por kg del fertilizante, podremos también calcular los costes de fertilización de la explotación, hectárea y por árbol.

 

 

Esta información, hay que saber interpretarla, y hay que ser crítico con los datos que se tomen, porque cuando un árbol está creciendo evidentemente no se puede ajustar la fertilización respecto a las extracciones. Además, a la hora de trabajar con la tabla, es necesario tener en cuenta los siguientes factores: 

 

  • Posibilidad de hacer blending de diferentes fertilizantes

  • Aplicación de fertirriego

  • Si existe la posibilidad de mezclar diferentes fertilizantes, siempre trabajar con base a los fertilizantes limitantes y con la mayor concentración posible

  • No descuidar la fertilización orgánica

  • Si aplicamos el fertilizante granulado o en secano, podemos aplicar desde noviembre sin ningún tipo de problema todos los nutrientes a excepción del nitrógeno

  • La fertilización basada en nitrógeno necesita de un ajuste dependiendo de si es cultivo en secano, regadío, etc.

 

 

¿Te ha quedado alguna duda? ¿Te gustaría recibir esta hoja? Es muy sencillo, existen dos formas:

 

  • Inscríbete a la newsletter

  • Envíanos un mensaje con tu nombre y email para que te adjuntemos a la base de datos de usuarios y puedas usarlo libremente

 

¿Te ha gustado esta entrada? Pues vete preparando, estamos generando hojas como esta para cultivos de todo tipo: pistachos, cítricos, olivar, etc.

 

Recuerda que como complemento os animamos a hacer una analítica de suelos.  Si eres cooperativa, asesor agrícola o trabajas en el sector, contacta con nosotros y únete a nuestra red de distribuidores,  podrás gozar de:

 

  • Formación específica

  • Trabajo con marca personal

  • Recibir todos los clientes de cada provincia/región

     

     

Please reload

Categorías
Please reload

Entradas destacadas

Unidades en los análisis de suelos. PPM y MEQ

24/10/2019

1/3
Please reload

Entradas recientes
Please reload

NEWSLETTER
Buscar por tags