Fertilización del Almendro

La fertilización de cualquier árbol frutal o sistema hortícola lleva implícito cierto conocimiento sobre el manejo del suelo, el cultivo y los rendimientos esperados.


En primer lugar, hay que tener en cuenta que el cálculo de las extracciones de fertilizante de los cultivos depende de diferentes factores y que, este sistema de cálculo no resulta siempre efectivo hasta que la plantación está perfectamente establecida y la planta tiene “madurez vegetativa”.


Cuando se quiere llevar a cabo una fertilización eficiente, siempre hay que fijarse en los principales nutrientes que extrae un cultivo, pero esto no implica que no se realicen aportes de otros micronutrientes. Recordemos que los macronutrientes son los que el árbol necesita en mayor cantidad y los micronutrientes, los que se extraen en cantidades inferiores pero esto no implica que sean depreciables, ya que, parafraseando a Von Liebig “el rendimiento de la cosecha está determinado por el elemento nutritivo que se encuentra en menor cantidad”.


Esto quiere decir que, aunque tengamos disponibles todos los nutrientes, si tenemos un solo nutriente deficitario, ya sea un macronutriente o un micronutriente esto repercutirá en el rendimiento del cultivo.


Teniendo en cuenta esto recordemos cuales eran los macronutrientes y cuales los micronutrientes.


  • Macronutrientes: Nitrógeno, Fósforo, Potasio, Calcio, Magnesio y Azufre.