Fertilización del Tomate

January 8, 2020

El tomate (Solanun Lycopersicum) es uno de los frutos más empleados en la actualidad, proveniente de américa, fue uno de los frutos que más desapercibidos pasó en un primer momento, ya que en Europa, los botánicos solo la cultivaban con fines ornamentales y no se aventuraban a probarlo.

 

Pero hablar del tomate es hablar de la historia y de la creación de platos con gran sabor y diferentes matices, en la actualidad podemos encontrar tomates que van desde un sabor ácido a sabor dulce, firmes en textura o sueltos y con mucho jugo. Es un alimento rico en minerales, y antioxidantes como la vitamina A que ayuda a proteger nuestros ojos frente enfermedades degenerativas. Se puede decir que es uno de los reyes de nuestras huertas y que enfría los calurosos veranos mediante sus dos sopas frías como son el “Gazpacho” y el “Salmorejo”.

 

Queremos hablaros sobre el cultivo del tomate de industria, en otra ocasión hablaremos sobre el tomate para producción de fruta para consumo fresco, pero hoy, nos centramos en la producción extensiva para elaborar concentrados y la materia prima de multitud de platos ya elaborados.

 

 

El tomate de industria se cultiva en zonas templadas como  son la cuenca mediterránea, Norteamérica y China.

 

En España las principales zonas productoras de tomate para Industria son Extremadura (primera productora con más de un 70% del total nacional) seguida por Andalucía, Murcia y Navarra.

 

En la actualidad existen multitud de variedades e híbridos del tomate de industria, estas variedades tienen que cumplir factores tales como:

 

  • Maduración homogénea

  • Resistencia a plagas y enfermedades

  • Facilidad para el manejo en cosecha y transporte

  • Buena coloración, dureza elevada

  • Elevada concentración de grados brix

 

Aunque existen decenas de variedades todas tienen en común que para los poco conocedores del sector agrícola denominan a estos tomates como “Tomate pera”.

 

El tomate es una planta que se cultiva en unas condiciones climáticas determinadas y por ello, es importante tener en cuenta que por debajo de -2ºC la planta muere teniendo su parada vegetativa a los 0ºC. Es una planta que adora el calor pero también sufre problemas en su exceso durante determinados estados fenológicos. Si durante la floración se superan los 35ºC provoca un mal cuajado, y, un exceso de humedad ambiental también resulta negativo.

 

 

Fertilización del Tomate

 

Para llevar a cabo una fertilización eficiente en el cultivo del tomate hay que conocer las cantidades extraídas de nutrientes. Este sistema de manejo de la fertilización se basa en un correcto equilibrio de suelos y un manejo exquisito del pH,  tener un correcto balance de materia orgánica y  una buena electroconductividad, para así, evitar problemas como la retrodegradación del fósforo (para evitar su pérdida mediante bloqueo) o problemas de toxicidad por el exceso de sales (sodio, cloruro) que no se han solubilizado correctamente para llevar a perfiles no aprovechables por el cultivo del suelo.

 

Esto quiere decir que, aunque tengamos disponibles todos los nutrientes, si tenemos un solo nutriente deficitario, ya sea un macronutriente o un micronutriente, esto repercutirá en el rendimiento del cultivo, en el caso del cultivo del tomate, merece la pena hacer hincapié en las necesidades de calcio ya que puede provocar una deficiencia que se conoce como “peseta del tomate” este problema viene descrito ya sea por una baja cantidad de calcio, como por posibles problemas de equilibrio de cationes y de pH en el suelo, por este motivo para conseguir ahorrar costes en el cultivo del tomate es muy importante llevar un seguimiento de análisis de suelo para tomate.

 

Previamente,recordemos brevemente cuales eran los macronutrientes y cuales los micronutrientes:

 

  • Macronutrientes: Nitrógeno, Fósforo, Potasio, Calcio, Magnesio y Azufre.

  • Micronutrientes: Boro, Hierro, Sodio, Cloro, Aluminio, Manganeso, Cobre, Zinc, Molibdeno, Cobalto, Flúor y Selenio.

 

Es importante indicar que en algunos de los micronutrientes rara vez encontraremos deficiencias y que por este motivo estas no se plantean cuando se identifican informes sobre deficiencias como el que tenemos disponible de forma gratuita para todo el mundo en la entrada: "Deficiencia de fertilizantes".

 

 

Extracciones de nutrientes en el Tomate

 

Las extracciones aquí manifestadas se refieren a las extracciones por tonelada de producción de Tomate, así que, una de las primeras cosas a tener en cuenta es que: “debemos tener estimado el rendimiento esperado de nuestro cultivo si trabajamos en una fertilización basada en el aporte antes del cultivo, o si tenemos un buen suelo podemos trabajar en recuperar los nutrientes extraídos previamente para llevar un correcto manejo del suelo”. Este segundo método es el sistema de fertilización basado en la restitución de los nutrientes.

 

Para conocer el estado de un suelo es necesario hacer una analítica, sin una analítica de suelos y sin tener datos nunca sabremos si estamos haciendo bien o mal la fertilización, y en ocasiones, un problema de este estilo puede costar miles de euros o perder la fertilidad de nuestros suelos, gran problema ya que el suelo tarda miles de años en formarse.

 

Podemos tener un buen contenido de nutrientes pero, un contenido de materia orgánica, electroconductividad o pH nefastos, lo que condiciona la capacidad de extraer los nutrientes por parte de la planta. Los fertilizantes en el suelo tienen que estar disponibles de una forma que la planta pueda emplearlos sin ningún tipo de problema.

 

Una vez que sepamos esto y tengamos el conocimiento sobre el suelo para obtener el máximo potencial de forma sostenible (un suelo bien conservado siempre es un suelo muy productivo), procedemos a indicar las extracciones por cada nutriente basándonos solo en los macronutrientes

 

  • Nitrógeno: este elemento es fundamental para las plantas, forma parte de las proteínas, amidas, clorofila y hormonas de todo tipo. Para una producción de una tonelada, se estiman unas extracciones de 2,2Kg de nitrógeno en el cultivo del tomate.

  • Fósforo: es un elemento que podría causar problemas en unas décadas ya que se están  agotando las principales minas del cual lo extraemos. Forma parte de los procesos metabólicos, fotosíntesis, generación de sistema radicular y extracción de energías de reserva. Las extracciones estimadas por cada tonelada  de tomate son de 0,5Kg por cada tonelada producida. Muy importante en el desarrollo radicular inicial de la planta de tomate junto con el calcio.

  • Potasio: las funciones del potasio en la planta son varias, van desde la síntesis a sistemas de regulación de absorción del agua, una de las que conviene recordar es que ayuda al engorde de los frutos. Las extracciones de potasio por cada tonelada de tomate son de 3,9Kg. El potasio es vital para el engorde de los frutos.

  • Calcio: es indispensable en el crecimiento de los tejidos y su influencia a nivel celular, muchas veces presenta problemas cuando tenemos un pH elevado, ya que queda bloqueado por el fósforo. Su extracción por cada tonelada de tomate es de 1,6Kg por tonelada de tomate. El cultivo del tomate presenta rápidamente la deficiencia en un problema ya denominado como “peseta del tomate”.

  • Magnesio: componente que actúa como limitante en la producción de la clorofila, es uno de los grandes olvidados, pero resulta muy simple y económica su aplicación, mediante enmiendas de dolomitas pulverizadas o calcinadas. Las extracciones de magnesio oscilan sobre 0,4Kg por cada tonelada de tomate.

  • Azufre: es esencial en la síntesis de aminoácidos, ayuda en la formación de la clorofila y forma parte del ciclo metabólico del nitrógeno. La extracción en el cultivo del tomate se sitúa sobre los  0,9Kg de azufre por tonelada.

 

 

Cálculo de las extracciones del Tomate

 

Para calcular las extracciones, hay que tener en cuenta el rendimiento esperado en nuestro cultivo del tomate, superficie de  cultivo y número de pies por hectárea si queremos calcular la dosis por árbol pero, ¿sabéis que podemos calcularlo automáticamente?

 

Os regalamos una calculadora de extracciones de unidades fertilizantes del tomate, como anteriormente lo hicimos para otros cultivos:

 

 

Se trata de un Excel que cuenta con la información suficiente como para tener en cuenta:

  • Rendimiento esperado del cultivo en toneladas por hectárea

  • Superficie

  • Marco de plantación

 

Con estos datos vamos a calcular la extracción total de la explotación, la extracción por hectárea y la extracción de cada árbol, y esto sirve para calcular la siguiente parte, la dosis de fertilizantes respecto a los niveles del suelo.

 

 

 

Dosis de fertilización y disponibilidad

 

Para calcular la dosis de fertilizante tendremos que conocer las unidades fertilizantes en el suelo. En Fertibox, con una analítica básica siempre ofrecemos este resultado, con cationes y aniones disponibles para el cultivo, por lo tanto, ofrecemos la solución perfecta para calcular la dosis de fertilización y calcular la correcta fertilización del cultivo del tomate.

 

Una vez introducidas las unidades disponibles en el suelo procedemos a identificar el baremo entre lo necesario y lo aportado. Podemos trabajar introduciendo el nombre del fertilizante que queramos emplear junto con su riqueza en unidades de fertilizante, vamos ajustando la dosis en miles de kilos y observando como va variando hasta obtener unos valores que se sitúen más o menos al 10% de lo indicado.

 

 

 

Si le añadimos el precio por Kg de fertilizante, podremos calcular también los costes de fertilización de la explotación, hectárea y por árbol. 

 

 

Pero, esta información hay que saber interpretarla, y hay que ser crítico con los datos, porque cuando un árbol está creciendo evidentemente no se puede ajustar la fertilización respecto a las extracciones. Además, a la hora de trabajar con la tabla, es necesario tener en cuenta los siguientes factores: 

 

  • Posibilidad de hacer blending de diferentes fertilizantes

  • Aplicación de fertirriego

  • Si existe la posibilidad de mezclar diferentes fertilizantes, siempre trabajar con base a los fertilizantes limitantes y con la mayor concentración posible

  • No descuidar la fertilización orgánica

 

 

¿Te gustaría recibir esta hoja? Es muy sencillo, existen dos formas:

  • Inscríbete a la newsletter

  • Envíanos un mensaje con tu nombre y email para que te adjuntemos a la base de datos de usuarios y puedas usarla libremente

 

¿Te ha gustado esta entrada?¿Quieres saber más? Inscribete a los webinars gratuitos de los miércoles.

 

Si eres cooperativa, asesor agrícola o trabajas en el sector, contacta con nosotros y únete a nuestra red de distribuidores,  podrás disfrutar de:

  • Formación específica

  • Trabajo con marca personal

  • Recibir todos los clientes de cada provincia/región

 

Please reload

Categorías
Please reload

Entradas destacadas

Unidades en los análisis de suelos. PPM y MEQ

24/10/2019

1/3
Please reload

Entradas recientes
Please reload

NEWSLETTER
Buscar por tags