Fertilización del Viñedo

La vid (Vitis Vinífera) es una planta semileñosa y trepadora. Es uno de los cultivos con más referencias desde tiempos antiguos, y algunas civilizaciones incluso le dedicaron un dios como sucedió con la romana, que contaba con “Baco, dios del vino”.

 

A pesar de la creencia de que es una planta rústica y que se adapta sin ningún problema a cualquier terreno, está demostrado que la vid tiene preferencias y que se desarrollará mejor con unas características del suelo concretas.

 

 

 

En España, gracias a los suelos y el clima del dispone, es una de las principales zonas de producción de uva para vinificación a nivel mundial, y en la actualidad, debido al cambio climático el sector tiene que velar por la optimización e investigación.

 

El conocimiento de las necesidades de la vid es esencial para un correcto desarrollo de todos sus estados fenológicos. En primer lugar, es necesario saber que la vid tiene preferencia por los suelos con pH medio, en torno a 6.5 y, que un pH inferior puede reducir drásticamente su rendimiento y calidad.

 

 

Fertilización de la Vid

 

Para llevar a cabo una correcta fertilización, rentable y eficiente en el cultivo del viñedo, hay que fijarse en los principales nutrientes que extrae el cultivo.

 

Recordemos que los macronutrientes son los que la viña necesita en mayor cantidad y los micronutrientes, los que se extraen en cantidades inferiores, pero esto no implica que sean depreciables ya que resultan esenciales para un correcto desarrollo fisiológico.

Esto quiere decir que, aunque tengamos disponibles todos los nutrientes, si tenemos un solo nutriente deficitario, ya sea un macronutriente o un micronutriente, repercutirá en el rendimiento del cultivo.

 

Recordemos brevemente cuales eran los macronutrientes y cuales los micronutrientes:

  • Macronutrientes: Nitrógeno, Fósforo, Potasio, Calcio, Magnesio y Azufre.

  • Micronutrientes: Boro, Hierro, Sodio, Cloro, Aluminio, Manganeso, Cobre, Zinc, Molibdeno, Cobalto, Flúor y Selenio.

 

Es importante indicar que en algunos de los micronutrientes rara vez encontraremos deficiencias y que por este motivo estas no se plantean cuando se identifican informes sobre deficiencias como el que tenéis disponible en la entrada: "Deficiencia de fertilizantes".

 

 

Extracciones de nutrientes en la Vid

 

Las extracciones aquí manifestadas se refieren a las extracciones por tonelada de producción de uva. Hay que tener en cuenta las extracciones para  calcular las necesidades de fertilizantes, las cuales dependen del rendimiento del cultivo. Es decir, no necesitaremos aportar los mismos nutrientes para una parcela de la esperamos unos rendimientos de 7.000kg/ha, que para otras viñas que pueden estar destinadas a destilación con unos 12.000 kg/ha.

 

Antes de realizar cualquier aporte, debemos conocer el estado del suelo. Para ello, es necesario realizar un análisis de suelo que permita  conocer realmente que podemos encontrar en las parcelas. Podemos tener un buen contenido de nutrientes pero, un bajo contenido de materia orgánica, o encontrar una electroconductividad o pH nefastos, lo que condiciona la capacidad de extraer los nutrientes por parte de la vid.

 

Los nutrientes del suelo (aportados por fertilizantes, materia orgánica y otros elementos nutritivos) tienen que estar disponibles de forma que la planta pueda emplearlos sin ningún tipo de problema.

 

A continuación, veremos cómo reconocer la falta de algunos nutrientes y las extracciones que se producen con unos rendimientos medios de 7.000-8.000 Kg/ha de cada uno de ellos:

 

  • Nitrógeno: la falta de este, puede producir crecimiento y vigor reducido, hojas más pequeñas con tonos amarillentos, corrimiento del racimo o incluso un agostamiento deficiente. Tampoco es bueno el exceso, puede generar un vigor elevado o bayas grandes. Para una producción de una tonelada, se estiman unas extracciones de  entre 3  y 5kg  de nitrógeno por tonelada de uva.

  • Fósforo: la carencia de fósforo no es muy común en el cultivo del viñedo. Puede generar un menor desarrollo radicular, de las yemas y un peor agostamiento. Las extracciones estimadas son de 2kg por cada tonelada de uva.

  • Potasio: su carencia se observa en forma de hojas brillantes/aceitosas que se enrollan hacia arriba. En un caso más severo los bordes se vuelven amarillentos; a medida que progresa, en variedades blancas, continúa en color amarillo, y en variedades tintas, se torna a rojiza. Los síntomas suelen aparecer en floración en las hojas jóvenes de la extremidad del pámpano, y avanza hacía las hojas basales. El potasio es crucial para el engorde del fruto, y por lo tanto, influye notoriamente en la generación de azúcares. Las extracciones estimadas por cada tonelada de uva son de 3,5Kg.

  • Calcio: muy importante su presencia en los suelos y principalmente en suelos de pH con tendencia ácida. El calcio forma parte de la actividad enzimática y de la generación de glúcidos. Hay que tener en cuenta que su absorción por las plantas es pasiva y se necesita una correcta humedad en el suelo y temperatura. Las extracciones estimadas por cada tonelada de uva es de 2,5Kg.

  • Magnesio: los síntomas son similares a los de la carencia del potasio, pero aparecen en las hojas basales y más hacia el envero. Las absorciones de magnesio por parte de la vid se equiparan a las del calcio y resultan de sumo interés durante su fertilización. Las extracciones de magnesio oscilan sobre 2,5Kg por cada tonelada de uva.

  • Azufre: el azufre es un elemento nutricional que se ha dado mucho de lado, es esencial para suelos con tendencia a la basicidad y sodicidad. Se tiene que tener en cuenta en la aplicación del fertilizante y nunca se puede aplicar menos de un kilogramo por cada tonelada producida de uva.

 

 

Algunos de los elementos de gran importancia en el viñedo sobre los que queremos hacer hincapié son:

  • Hierro: su falta puede confundirse con entrenudo corto, acariosis o carencia de boro. Presenta clorosis en hojas jóvenes que avanza a adultas, pero mantiene el color en las nerviaciones. Con racimos pequeños y problemas de corrimiento.

  • Boro: su falta se presenta con hijas jóvenes con manchas rojizas o amarillas que se juntan y llegan a producir necrosis, sin caída de la hoja. Con entrenudo corto, brotes pequeños, necrosis apical y de zarcillos. 

  • Manganeso: los síntomas de su carencia suelen aparecer después del envero. Con deficiencias de cuajado. Puede disminuir la cantidad de azúcar al no permitir a tiempo la adecuada maduración de las uvas.

 

Cálculo de las extracciones del Viñedo

 

Cómo hemos explicado antes, para calcular las extracciones, hay que tener en cuenta el rendimiento esperado, la superficie de cultivo y el número de plantas por hectárea si queremos calcular la dosis por planta, pero ¿sabéis que podemos calcularlo automáticamente?

 

Os regalamos una calculadora de extracciones de unidades fertilizantes del viñedo, como anteriormente lo hicimos para otros cultivos:

 

 

Se trata de un Excel que cuenta con la información suficiente como para tener en cuenta:

  • Rendimiento esperado del cultivo en toneladas por hectárea

  • Superficie

  • Marco de plantación

 

Con estos datos vamos a calcular la extracción total de la explotación, la extracción por hectárea y la extracción de las viñas, y esto sirve para calcular la siguiente parte, la dosis de fertilizantes respecto a los niveles del suelo.

 

 

 

Dosis de fertilización y disponibilidad

 

Para calcular la dosis de fertilizante tendremos que conocer las unidades fertilizantes en el suelo. En Fertibox, con una analítica básica siempre ofrecemos este resultado, con cationes y aniones disponibles para el cultivo, por lo tanto, ofrecemos la solución perfecta para calcular la dosis de fertilización y calcular la correcta fertilización del cultivo de vid.

 

Una vez introducidas las unidades disponibles en el suelo procedemos a identificar el baremo entre lo necesario y lo aportado. Podemos trabajar introduciendo el nombre del fertilizante que queramos emplear junto con su riqueza en unidades de fertilizante, vamos ajustando la dosis en miles de kilos y observando como va variando hasta obtener unos valores que se sitúen más o menos al 10% de lo indicado.

 

 

Si le añadimos el precio por Kg de fertilizante, podremos calcular también los costes de fertilización de la explotación, hectárea y por árbol. 

 

 

 

Pero, esta información hay que saber interpretarla, y hay que ser crítico con los datos, porque cuando un árbol está creciendo evidentemente no se puede ajustar la fertilización respecto a las extracciones.

 

 

Si has leído hasta aquí, igual quieres saber un poco más...

 

¡Nuevo webinar: Fertilización del Viñedo!

 

Inscribiendote al webinar te mandaremos la hoja con las tablas de fertilización que has visto en la entrada. Si no puedes asistir, ​envíanos un correo con tu nombre, email y la solicitud de la hoja para que te la mandemos. 

 

En este webinar contaremos con dos ponentes: la primera parte del webinar tratará sobre las características a tener en cuenta de los suelos, correrá a cargo de Jose Abel Bote, la segunda parte de la ponencia la dará la enóloga de Fertibox Marta Livianos.

 

El número de inscripciones máximo para el evento es de 100 seguidores, no obstante a todos aquellos que se suscriban al webinar se les enviará al día siguiente todo el material empleado:

  • Vídeo del webinar

  • Presentación powerpoint empleada por Fertibox

  • Tabla Excel para cálculo de unidades Fertilizantes

 

Inscríbete en nuestro webinar aquí.

 

 

 

Si eres cooperativa, asesor agrícola o trabajas en el sector, contacta con nosotros y únete a nuestra red de distribuidores,  podrás disfrutar de:

  • Formación específica

  • Trabajo con marca personal

  • Recibir todos los clientes de cada provincia/región​

Please reload

Categorías
Please reload

Entradas destacadas

Unidades en los análisis de suelos. PPM y MEQ

24/10/2019

1/3
Please reload

Entradas recientes
Please reload

NEWSLETTER
Buscar por tags