Macronutrientes del suelo

 

Los macronutrientes se pueden definir como los elementos necesarios en grandes cantidades para asegurar el crecimiento y la supervivencia de las plantas. Es importante afirmar  que la presencia de una cantidad suficiente de elementos nutritivos en el suelo no asegura por sí misma la correcta nutrición de las plantas, ya que estos elementos se tienen que encontrar en una forma asimilable  los  cultivos  y haya un correcto desarrollo de esta.  

 

Dentro de ellos, existen dos grupos: elementos primarios (N, P, y K) y secundarios (Ca, Mg y S).

 

 

 

Elementos Primarios (N, P, y K)

  • Nitrógeno (N)

Este elemento nutritivo se encuentra presente en el suelo en diferentes formas, aunque las plantas y microorganismos lo absorben en forma de nitrato (NO3-) o amonio (NH4+). El mayor reservorio de nitrógeno en el suelo se encuentra en los microorganismos que lo habitan como pueden ser bacterias, hongos o nemátodos, aunque la cantidad de este es muy baja para la gran cantidad que consumen los cultivos.

 

El nitrógeno es esencial para el crecimiento vegetativo, produce suculencia y además es responsable del color verde que presentan las hojas. Si se produce un exceso de este nutriente en un cultivo puede afectar a la maduración, bajar la calidad del cultivo y además, debilitar la planta lo que conlleva que sean más propensas a diferentes enfermedades y plagas, más vulnerables a la lluvia, etc. Mientras que un déficit del mismo provoca un color verde pálido en las hojas y afecta al crecimiento de la planta aunque puede florecer.

 

  • Fósforo (P)

Se puede decir que es el elemento nutritivo más limitante del rendimiento de los cultivos después del N. Ayuda a las raíces y a  que las plantas a tengan un rápido desarrollo, mejorando de esta manera su resistencia a las bajas temperaturas y en el caso de algunas plantas, su resistencia a determinadas enfermedades.

 

Además, interviene en numerosos procesos bioquímicos a nivel celular e incrementa la eficiencia del uso del agua. Su falta se observa en las hojas viejas ya que presentan un color verde pálido y los bordes secos y también afectan a la floración y al desarrollo de las raíces.

 

  • Potasio (K)

Podemos decir que es un nutriente esencial para todos los organismos vivos, ya que juega un papel importante en la activación enzimática, fotosíntesis y síntesis de proteínas y carbohidratos, balance de agua y en el crecimiento meristemático. Su presencia contribuye a un mejor crecimiento vegetativo y a la fructificación, maduración y calidad de los frutos.

 

Por otro lado, también favorece la resistencia de la planta a diferentes plagas y enfermedades, a las sequías, al granizo, etc. Un déficit de este elemento en el suelo afecta a la floración, fructificación y desarrollo de toda la planta y además se observa en las hojas y brotes jóvenes cuando su carencia es aguda. Los suelos que presentan una mayor carencia de este nutriente son suelos arenosos y suelos con un alto contenido de calcio.

 

 

Elementos Secundarios (Ca, Mg y S)

 

Estos elementos se encuentran presentes en el suelo en cantidades suficientes para abordar las necesidades que requieren los cultivos, por lo que, en la gran mayoría de los casos no es necesario realizar aportes de ningún tipo al suelo.

 

  • Calcio (Ca)

El Ca y su cantidad en el suelo van a depender del tipo de suelo. Los beneficios sobre las plantas son numerosos ya que estimula el desarrollo de las raíces y de las hojas, forma compuestos de las paredes celulares, ayuda a reducir el nitrato (NO3-) en las plantas, ayuda a activar varios sistemas de enzimas, a neutralizar los ácidos orgánicos en la planta, influye indirectamente en el rendimiento al reducir la acidez del suelo (esto reduce la solubilidad y toxicidad del manganeso, cobre y aluminio) y es requerido en grandes cantidades por las bacterias fijadoras de N.

 

  • Magnesio (Mg)

Podemos encontrarlo en la solución del suelo y es absorbido en las superficies de las arcillas y la materia orgánica. Este nutriente se encuentra en menor cantidad que el Ca ya que el Mg no puede ser absorbido tan fuertemente por los coloides del suelo y por ello, sufre mayores pérdidas por lixiviación. Los síntomas de su carencia se aprecian en forma de espacios entre las nervaduras de color amarillo en hojas viejas que terminan afectando a las hojas jóvenes y posteriormente la planta termina perdiéndolas.

 

  • Azufre (S)

Las plantas pueden sufrir la carencia de este elemento bien por la falta del elemento o bien a que el elemento está presente pero no se encuentra en una forma asimilable directamente por las plantas.

 

Cuando está disponible, actúa sobre el contenido de azúcar de los frutos, en la formación de la clorofila y contribuye a un desarrollo más acelerado del sistema radicular y de las bacterias nodulares, que asimilan el nitrógeno atmosférico. Por otro lado, un déficit de este conlleva una disminución de la fijación del nitrógeno atmosférico y altera los procesos metabólicos y la síntesis de proteínas.

 

 

¿Sabías que podemos conocer por adelantado las extracciones de los cultivos a nivel nutricional? Estate atento porque también haremos una entrada explicando las extracciones de los diferentes elementos nutricionales  que extraen cultivos y os enseñaremos un ejemplo de como calcularlo. 

Please reload

Categorías
Please reload

Entradas destacadas

Unidades en los análisis de suelos. PPM y MEQ

24/10/2019

1/3
Please reload

Entradas recientes
Please reload

NEWSLETTER
Buscar por tags