Patógenos del suelo: un peligro para la agricultura

 

Muchos de nuestros cultivos se ven atacados por diferentes enfermedades las cuales son provocadas por agentes bióticos que alteran las funciones fisiológicas de las plantas, afectando a su normal funcionamiento, reduciendo los rendimientos y en casos muy graves, provocándoles la muerte. 

 

Estos agentes bióticos son conocidos comúnmente como patógenos y algunos ejemplos de ellos son bacterias, hongos, virus o nemátodos.  Conocer la presencia de estos en los suelos agrícolas puede ayudar a tomar decisiones inteligentes y racionales. Por ello, el estudio de los suelos es de vital importancia para decidir si se requiere alguna acción para prevenir que los daños y pérdidas sean mayores.

 

 

Principales patógenos y consecuencias

  • Bacterias fitopatógenas

Algunos géneros importantes de bacterias que afectan a los cultivos son: Xanthomonas, Pseudomonas, Agrobacterium o Ralstonia. 

 

Las bacterias no son capaces de penetrar directamente en los tejidos de las plantas como sí hacen los hongos pero se sirven de heridas provocadas por insectos, pájaros o nematodos. A través de ellas, suelen atacar al follaje y frutos o ser un problema en las raíces.

 

No presentan micelios, pero producen lesiones como manchas o moteados y, son predominantes únicamente bajo condiciones de alta humedad relativa o encharcamiento del suelo.

 

En la imagen inferior se puede ver un ataque de rhizoctonia que provoca el  damping off, infección que provoca la pérdida de plántulas jóvenes, surge también por un mal manejo durante la plantación. 

 

 

 

 

  • Hongos

Se trata de organismos de pequeño tamaño, generalmente microscópicos, que se reproducen principalmente a través de esporas (equivalente a las semillas en las plantas).

 

La mayoría de estos poseen un cuerpo vegetativo filamentoso llamado “micelio” el cual les proporciona una apariencia algodonosa. Esta característica es muy utilizada en el campo para poder distinguir las enfermedades causadas por hongos de aquellas causadas por bacterias.

 

Es importante decir que no todos los hongos se pueden controlar a través de fungicidas, por lo que es imprescindible conocer el grupo de hongo al que pertenece una enfermedad en particular para poder elegir y utilizar el fungicida apropiado para su posterior control químico. Entre algunas de las enfermedades y síntomas comunes producidos por los hongos podemos encontrar: tizones, antracnosis o marchitamiento.

 

En la imagen mostrada se puede observar un ataque de mildiu en pimiento. 

 

  • Virus fitopatógenos

A diferencia de los hongos, poseen un tamaño todavía más pequeño por lo cual no pueden ser vistos utilizando microscopios convencionales. 

 

Como carecen de órganos reproductivos, utilizan a las plantas que infectan para su replicación y cuyos síntomas se presentan en todos los brotes, en contraste con la mayoría de los síntomas causados por otros fitopatógenos que suelen ser localizados. 

 

Además, producen reducciones en el rendimiento y síntomas que no pueden curarse. Por ello, no existen alternativas curativas para el control de virus, pero sí se pueden manejar de manera preventiva.

 

A continuación podemos observar una hoja con la representación típica de un ataque de "virus del mosaico" 

 

 

  • Fitoplasmas

En relación con este tipo de patógenos, es importante decir que las enfermedades provocadas por los mismos son relativamente nuevas y poco conocidas.

 

Se trata de unas bacterias modificadas que carecen de pared celular y que están generalmente presentes en el floema.

 

Entre los síntomas que pueden producir están el amarillamiento y se distinguen de los virus por causar consistentemente sobrebrotamiento y floración anormal.

 

Los fitoplasmas se les puede identificar visualmente como "escobas de bruja" por la disposición  y crecimiento de ramas y hojas en los cultivos. 

 

  • Nematodos fitopatógenos

Podría decirse que presentan un aspecto similar a los gusanos, sin embargo, su tamaño es microscópico y, además, se diferencian grandemente en cuanto a hábitos alimenticios, reproducción y modo de vida.

 

Aunque los nemátodos se mueven lentamente en el suelo, pueden moverse a través de cualquier medio que mueva el suelo como por ejemplo maquinarias, animales, herramientas agrícolas o la lluvia.

 

En el vídeo inferior se pueden apreciar dos tipos de nemátodos que estaban atacando a un cultivo de Ajo, estos nemátodos eran Meloydogine y Ditylenchus, aunque del segundo había menos unidades este mostraba un ataque más virulento al atacar la parte vegetal y no solo las raíces. 

 

 

 

Si queréis podéis completar información acerca del tema en el siguiente enlace

 

Recordar que todas estas plagas se pueden identificar por adelantado o prevenir con ayuda de un buen asesor agrícola.  

 

Y vosotros, ¿Conocéis algún tipo de remedio para hacer frente a los patógenos del suelo? En las próximas entradas aumentaremos la información al respecto. 

 

¡Esperamos que os haya gustado la entrada! Si tenéis cualquier duda o aportación no dudéis en escribirnos al email o dejarnos un comentario justo debajo del post. ¡Estamos ansiosos por leer vuestras sugerencias y comentarios!

 

¡Fertisaludos! 

Please reload

Categorías
Please reload

Entradas destacadas

Unidades en los análisis de suelos. PPM y MEQ

24/10/2019

1/3
Please reload

Entradas recientes
Please reload

NEWSLETTER
Buscar por tags