PH en los Tratamientos Fitosanitarios

Conociendo el pH y su valor indicado

 

Siempre estamos hablando sobre pequeños elementos  para conocer y mejorar  los cultivos, conocer los suelos y de esta forma poder optimizar las producciones obteniendo los mejores rendimientos y calidades en nuestros cultivos, de forma que obtengamos el mayor ingreso económico posible. 

 

Uno de nuestras recomendaciones básicas  es el análisis de tu suelos para conocer valores tan sencillos como el pH, pero, ¿sabias qué cuando realizas un tratamiento fitosanitario la efectividad de dicho tratamiento también depende del pH?

 

Podríamos hablar sobre el pH y el POH de una forma compleja, que no resultase ni dinámica ni atractiva, pero nuestro objetivo es siempre el de informar y ayudar de una forma clara y sencilla. Por ello, definiremos el pH como:

 

“ el pH es la concentración de iones hidrógenos, a mayor concentración de Iones tendremos  un pH más  ácido y cuanto menos concentración de iones tendremos un pH más básico”.

 

 

 

 

El equilibrio del pH se encuentra entorno al valor 7, lo cual indica “neutralidad”, y este valor puede ser idóneo para muchísimos cultivos, pero, cuando aplicamos un tratamiento fitosanitario foliar la idoneidad viene determinada por otro conjunto de factores. En este caso el pH representa un valor importante no solo en la capacidad de asimilación por parte del cultivo o la efectividad del tratamiento, sino en el tiempo de vida útil del principio activo empleado. 

 

Para comprender esto un poco mejor adjuntamos la siguiente tabla donde recogemos los datos de pH para  el caldo de tratamiento en  herbicidas, fungicidas e insecticidas más comunes junto con el pH idóneo que tiene que presentar el caldo del fitosanitario.

 

 

 

 

Esta información se puede encontrar en las instrucciones de uso de los fitosanitarios. En este caso, hemos empleado la información ofrecida por “Buffer química” que es de acceso libre para todos los agricultores y técnicos de campo.

 

 

Como podéis ver, hay productos que dependiendo del pH pueden tener desde un periodo de efectividad de minutos a horas. ¿No os parece increíble que esto tan sencillo permita incrementar el periodo de vida útil del producto y por lo tanto que podamos optimizar y reducir costes?

 

 

¿Cómo medimos el pH de una forma sencilla y barata?

 

Para medir el pH de una solución podemos emplear diferentes sistemas:

 

  • pHmetro portátil, conlleva un mantenimiento y un periodo de vida útil limitado junto con calibraciones periódicas.

 

  • Analizar la muestra en laboratorio, resulta poco rentable ya que el agricultor necesita rapidez.

 

  • Medición con tiras indicadoras, sistema de medición rápido y aunque su precisión no sea equiparable a la de un pHmetro de laboratorio, si resulta una buena solución de bajo coste para el agricultor.  El empleo de las tiras de pH resulta muy sencillo, solo hay que impregnar las tiras de papel indicador en el caldo del tratamiento  y ver como vira el color pasado un minuto para saber si estamos en el pH indicado o necesitamos realizar una modificación. Estas tiras de pH se pueden encontrar por un coste de 7-8 €.

 

 

 

 

¿Cómo podemos subir y bajar el pH del caldo fitosanitario?

 

Subir (basificar) y bajar (acidificar) el pH de la solución resulta muy sencillo:

 

  • Para subir el pH (basificar), podemos emplear hidróxido potásico. Este compuesto químico tiene un coste muy reducido y se puede emplear en agricultura ecológica.

 

  • Para bajar el pH (acidificar), se puede emplear ácido acético. Venden ácido acético proveniente de fermentación de cereales con más de un 20% en volumen de ácido acético que resulta muy efectivo para acidificar y puede ser empleado también en agricultura ecológica..

 

Las cantidades dependen del volumen pero por ejemplo, para acidificar un tanque de 2.000 litros de solución, con un litro de ácido acético sería suficiente para bajar sin problemas 2-3 puntos de pH. Es por ello que os recomendamos ir aplicándolo poco a poco y apuntar las cantidades empleadas para posteriores adiciones durante una misma jornada. Esto es indicativo tanto para subir como para bajar el pH. 

 

Invertir 5 minutos en regular el pH la primera vez del caldo fitosanitario, puede hacer que un mismo tratamiento sea tremendamente efectivo o pierda mucha eficacia. Además, después se puede aplicar en la misma jornada indicando la misma dosis, solo habría que testear el pH. 

 

Es importante tener en cuenta que el pH del agua puede ir variando en un pozo en un mismo año y en aguas superficiales (canal, pantanos, acequias) también presenta variaciones.

 

Así que,  como  podéis ver medir el pH puede ahorrar muchos costes. Y, aunque hay métodos más precisos que las tiras medidoras del pH, estas son muy efectivas y rápidas para la medición del mismo, por ello, es el método que os recomendamos. 

 

Desde hoy, en Fertibox hemos decidido que para que comprobéis su efectividad, y con el objetivo de facilitar vuestro trabajo e incrementar vuestros beneficios, cada tres analíticas que realicéis con nosotros os enviaremos como regalo un set de tiras medidoras de pH.

 

Si tenéis cualquier duda sobre la medición del pH o queréis ampliar información, no dudéis en contactarnos, podéis dejar en comentario debajo del post o enviarnos un email

Please reload

Categorías
Please reload

Entradas destacadas

Unidades en los análisis de suelos. PPM y MEQ

24/10/2019

1/3
Please reload

Entradas recientes
Please reload

NEWSLETTER
Buscar por tags