Plagas de la Vid

Actualmente, existen aproximadamente 960.758 has de viñedo en España, y siguen en aumento ya que el sector vitivinícola de nuestro país se está consolidando como uno de los más dinámicos y fuertes dentro de la competitiva industria agroalimentaria.

 

Sin embargo, son muchas las plagas y enfermedades que pueden amenazar la calidad y la seguridad de nuestros viñedos y con ello la rentabilidad de la explotación. Por esta razón, se ha establecido diferentes sistemas que permiten generar avisos sobre plagas como el  Plan Director de Plagas que tiene la junta de Castilla y León(Acuerdo 53/2009, de 14 de mayo, de la JCyL) con el fin de prevenir y evitar una mayor propagación de las posibles plagas y enfermedades que afectan a la vid.

 

 

 

Principales plagas

 

Las principales plagas que amenazan a nuestros viñedos y pueden provocar pérdidas productivas y económicas son: 

 

  • Polilla del racimo

  • Piral

  • Mosquito verde

  • Tornillo de la vid​

 

 

Polilla del racimo (Lobesi botrana):

 

Se trata de un insecto lepidóptero perteneciente a la familia de los Tortrícidos y es uno de los que más perdidas generan en los cultivos de vid del área mediterránea. El periodo de mayor riesgo se encuentra entre junio y septiembre.

 

Dentro de las medidas preventivas tenemos las siguientes:

  • Utilización de trampas tipo delta con feromonas sexuales para seguimiento y control del riesgo o como método de lucha por confusión sexual.

  • Inspección visual de glomérulos, perforaciones y puestas.

  • Poda en verde, deshojado y manipulación de racimos apiñados facilitan la eficacia en la protección.

  • Labor profunda de arado en invierno para impedir la eclosión de las crisálidas. Aporcados y/o descortezados para la eliminación de crisálidas.

  • Emplear productos biológicos como por ejemplo Bacillus thurigiensis (en el inicio de la eclosión de los huevos).

  • Utilizar métodos autocidas, mediante el empleo de machos estériles, empleo de reguladores del crecimiento, etc.

  • Empleo de insecticidas como por ejemplo Deltametrin 2,5% o Triclorfon 5%.

 

 

Piral (Sparganothis pilleriana):

 

Es un insecto lepidóptero de la familia Tortricidae con incidencia cíclica y de intensidad variable en los cultivos de viñedos. El momento crítico se produce entre los meses de abril y mayo, coincidiendo con el periodo de brotación hasta la floración.

 

 

 

Dentro de las medidas preventivas tenemos las siguientes:

  • Eliminación de malas hierbas presentes en el cultivo que puedan hospedar a la plaga.

  • Control biológico mediante la utilización de depredadores y parásitos.

  • Captura de adultos mediante trampas alimenticias o trampas de feromonas que permite además la monitorización de la plaga.

 

 

Mosquito verde (Empoasca vitis):

 

Se trata de un insecto polífago de pequeño tamaño y forma alargada perteneciente a la familia Cicadellidae que puede afectar a diferentes especies de plantas. El periodo crítico para el cultivo se produce entre los meses de mayo y octubre.

 

 

 

Dentro de las medidas preventivas tenemos las siguientes:

  • Detección temprana de la plaga mediante muestreos revisando 100 hojas preferiblemente de la mitad inferior de los sarmientos repartidas al azar por toda la viña.

  • Uso de trampas cromotrópicas amarillas para detección precoz de la plaga y control de la curva de vuelo.

 

 

Tornillo de la vid (Xylotrechus arvícola):

 

Es un insecto coleóptero xilófago perteneciente a la familia Cerambycidae. Ataca principalmente a especies forestales, pero también a los cultivos de vid, sobre todo en aquellos que están reconvertidos. El ataque principal se produce entre los meses de mayo y junio, aunque están presentes desde abril hasta octubre.

 

 

 

Dentro de las medidas preventivas tenemos las siguientes:

  • Eliminar los restos de poda, especialmente cuando se trata de madera vieja (de dos o más años), preferentemente por medio del fuego.

  • Triturar los restos de poda fuera de la parcela ya que estos pueden servir de reservorio para la plaga.

  • No dejar en la poda y en las reconversiones, tocones o resecos ya que son zonas favorables para la entrada de la larva.

  • Proteger las grandes heridas de poda y evitar zonas muertas en las reconversiones de la estructura de la cepa.

 

 

Como podéis ver, estas plagas pueden afectar fuertemente a los cultivos de vid, es por ello, que os recomendamos tener claras las medidas preventivas ya que con ellas podemos evitar grandes pérdidas. 

 

Esperamos que os haya servido de ayuda esta entrada, en las siguientes, os hablaremos sobre las principales enfermedades emergentes que están afectando a nuestros viñedos, así como las principales medidas de prevención y control existentes. 

 

Mas adelante prepararemos unas entradas sobre la importancia de realizar un análisis de suelos en viñedos para conocer las principales características. 

 

Si tenéis cualquier duda o sugerencia, estamos a vuestra entera disposición, podéis poneros en contacto dejando un comentario debajo del post o enviándonos un email

Please reload

Categorías
Please reload

Entradas destacadas

Unidades en los análisis de suelos. PPM y MEQ

24/10/2019

1/3
Please reload

Entradas recientes
Please reload

NEWSLETTER
Buscar por tags