La Septoria en el Pistacho

En los últimos años, el interés por el cultivo del pistacho se ha ido incrementando en nuestro país y son muchos los agricultores españoles que han decidido poner en marcha plantaciones de pistacho.

 

Este tipo de cultivo puede verse afectado por diferentes plagas y enfermedades, pero en esta entrada vamos a centrarnos en la Septoria, una enfermedad causada por hongos ascomicetos que puede ocasionar importantes daños sobre nuestros cultivos de pistacheros y la cual se ha observado en todos los países productores de pistacho.

 

En el caso de España, su expansión está influenciada por las condiciones meteorológicas de la campaña. En esta situación estamos hablando sobre la influencia del DPV (déficit de presión de vapor) y podéis aumentar más información consultando directamente nuestra entrada: Déficit de presión de vapor 

 

 

 

¿Qué es la Septoria del pistacho?

 

Se trata de una enfermedad causada por hongos ascomicetos de las especies Septoria pistacina Allescher, S. pistaciarum Caracc y S. pistaciae Desmaz.

 

Suele aparecer a principios de verano en las hojas, tras un periodo de lluvias o humedad abundante, ya que el hongo se encuentra presente durante el invierno en las hojas caídas infectadas de la temporada anterior. De esta forma, la gran mayoría de las ascosporas que se encuentran maduras y listas, son liberadas durante y después de la lluvia. La temperatura óptima para el desarrollo de las ascosporas es 10ºC, con un periodo de incubación de unos 10 días. Es importante saber que las lluvias de finales de primavera y verano son las que van a determinar el inicio y la gravedad posterior de la enfermedad.

 

Como consecuencia de la presencia de Septoria, también se producen otras infecciones secundarias causadas por conidios del hongo, los cuales son capaces de propagarse a través de la lluvia o salpicaduras de agua, y pueden continuar presentes hasta finales de otoño.

 

Esta enfermedad fúngica no suele matar al árbol, pero cuando la infección es seria se trata de un problema muy serio  ya que puede dañar el fruto del año en curso y, además, contribuir a la pérdida de yemas de flor en agosto, reduciendo la cosecha del año siguiente.

 

 

Efectos de la Septoriosis en los cultivos de pistachos españoles

 

Cuando esta enfermedad afecta a nuestros cultivos de pistachos, podemos observar una serie de manchas foliares necróticas irregulares de color marrón oscuro, de 1-2mm de diámetro en las hojas y en los frutos. Estas manchas, que pueden ser cientos en una hoja, pueden adquirir un tamaño mayor con el paso del tiempo, aunque normalmente permanecen pequeñas y aisladas entre sí. Encima de estas manchas se pueden observar también puntos negros que se deben a los cuerpos fructíferos (picnidios) del hongo. Las hojas que están afectadas se vuelven cloróticas y terminan necrosándose. Lo más normal es que el hongo solo ataque a las hojas, pero en casos graves puede afectar también al fruto, pero  por suerte esto sucede con menor frecuencia.

 

Si no se tratan los árboles infectados, se produce una caída de las hojas de forma temprana, en concreto, 2 meses antes de su caída natural. Como consecuencia, se produce un debilitamiento del árbol de cara a la siguiente campaña y se reducen las reservas de este.

 

 

Tratamientos contra la Septoria en el Pistacho

 

Medidas preventivas y culturales

 

Se recomienda podar aquellas ramas que están infectadas, así como recoger y eliminar las hojas caídas y frutos momificados. Además, es imprescindible quemar o enterrar los desechos lo antes posibles, así como realizar una fertilización equilibrada, ya que esta enfermedad fúngica se ve favorecida por el exceso de nitrógeno y la falta de potasio.

 

 

Control ecológico

 

Dentro del control ecológico, existen tratamientos preventivos a base de cobre que deben ser aplicados tras las lluvias de primavera o verano cuando las temperaturas nocturnas superan los 15ºC. También se pueden utilizar productos como oleato potásico o Equisetum arvense L. (cola de caballo).

 

 

Control convencional

 

Los productos que se recomiendan utilizar son los siguientes: Trifloxistrobin en dos veces, a mediados de los meses de julio y agosto; Azoxistrobin o Propiconazol; y como preventivo dos aplicaciones de Clortalonil en Julio y Agosto o también se puede aplicar Hidróxido de cobre. Muy importante tener en cuenta la normativa específica de productos fitosanitarios actualizada. 

 

 

Control químico

 

Se deben aplicar como tratamientos preventivos a partir de la brotación o como curativos cuando se observan los primeros síntomas de la enfermedad y en los meses de julio o agosto. Si se opta por utilizar compuestos cúpricos, es aconsejable aplicarlos cuando el fruto haya alcanzado un centímetro de tamaño para evitar daños por fitotoxicidad.

 

Además, se podrán utilizar, en el caso de que existan, aquellos productos fitosanitarios autorizados para este uso en el Registro de Productos Fitosanitarios del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente.

 

 

Medidas alternativas al control químico

 

Para reducir el uso de productos químicos, se deben tener en cuenta las medidas de prevención y culturales, las cuales pueden ser una alternativa bastante eficaz al control químico.

 

Como podéis ver, este tipo de plaga puede afectar fuertemente a los cultivos de pistachos, por lo que os recomendamos tener claras las medidas preventivas ya que con ellas podemos evitar grandes pérdidas.

 

 

Esperamos que os haya servido de ayuda esta entrada y recordaros que si queréis conocer más información sobre otras plagas y enfermedades que pueden afectar al pistachero, podéis leer también:

 

 

Por último, recordaros que, si tenéis cualquier duda o sugerencia, podéis poneros en contacto con nosotros dejando un comentario debajo del post o enviándonos un email.

 

 

Please reload

Categorías
Please reload

Entradas destacadas

Unidades en los análisis de suelos. PPM y MEQ

24/10/2019

1/3
Please reload

Entradas recientes
Please reload

NEWSLETTER
Buscar por tags