Control de fertilización mediante Sondas Rhizon

February 17, 2020

El control de la fertilización es una base troncal y fundamental de la nutrición en el sector agrícola. En anteriores entradas hemos hablado sobre la diferencia entre “Nutrición y Fertilización” y sobre el “Control de Fertilización y Fertirriego”, en esta entrada hablaremos sobre el empleo de las sondas lisimétricas, concretamente sobre el empleo de las Sondas Rhizon para medir la fertilización de nuestro bulbo húmedo y poder ser más eficientes en la aplicación de los fertilizantes y nutrientes en los programas de fertirriego.

 

Las sondas Rhizon son un pequeño dispositivo que hemos integrado en Fertibox junto con las sondas cerámicas clásicas. Estas sondas parecen instrumental médico pero nada más lejos de la realidad, son unas membranas porosas que dependiendo del modelo sirven para analizar macronutrientes o macronutrientes junto con micronutrientes. En Fertibox trabajamos únicamente con las que permiten determinar macronutrientes y micronutrientes porque como saben nuestros clientes hasta en nuestra analítica más básica realizamos análisis de micronutrientes.

 

 

 

 

¿Por qué emplear Sondas Lisimétricas Rhizon para gestionar la fertirrigación?

 

El empleo de las sondas se realiza para conocer los equilibrios catiónicos y aniónicos en el medio de cultivo y determinar valores como pH, electroconductividad o potencial REDOX.

 

La importancia de determinar esto se debe a que, dependiendo del tipo de extractante utilizado en el análisis de suelo, del programa de fertilización llevado a cabo junto con el tipo de agua empleada en el riego y fertirrigación, pueden variar ciertos matices por características instrínsecas al manejo del cultivo, lo que puede terminar provocando bloqueos de nutrientes. Un ejemplo sería: sufrir un problema de “culo blanco del tomate o peseta” el cultivo del tomate, debido a un exceso de potasio que provoca un bloqueo de asimilación de calcio, o no ser capaces de incrementar la absorción de un nutriente en la planta y el problema resida en el suelo (esto puede ser analizado en un análisis de savia).

 

 

Ventajas y desventajas de las Sondas Lisimétricas Rhizon

 

La selección de Sondas Rhizon o cerámicas depende de las características de cada explotación, el trabajo y el número de muestras a llevar a cabo.

 

Las principales ventajas del empleo de estas sondas son:

 

  • Coste inicial mucho menor al de una sonda cerámica, mínimo del 50% en la propia sonda, sin contar que la sonda cerámica necesita un equipo de extracción y una bomba de vacío (esto sube la inversión inicial unos 200€).

  • Mayor rapidez en la instalación, con una barra de metal de 2,5mm y agua destilada se puede hacer una instalación rápida y sencilla dejando operativa la sonda a las 24-48 horas.

  • Mayor rapidez para tomar las muestras, ya que se puede trabajar con tubos de vacío (como los que se emplean para análisis de sangre) que extraen la solución del bulbo húmedo sin manipulación alguna.

  • Permite trabajar de una forma más cómoda a los agricultores y técnicos de campo y también trabajar en la toma de submuestras por su mayor simplicidad de recogida.

  • Menor mantenimiento durante su empleo.

 

 

Desventajas respecto a las otras sondas:

 

  • No son reutilizables, este es su gran inconveniente, no son reutilizables y una vez instaladas pueden permanecer durante 2-3 campañas de cultivo en el suelo a no ser que este sea volteado (en cultivos hortícolas solo duran una campaña de cultivo).

  • La cantidad de solución extraída del bulbo húmedo a priori es inferior que mediante las sondas lisimétricas.

  • Son frágiles y su instalación se tiene que realizar con sumo cuidado.

 

 

 

En la imagen superior se ve el material mínimo que se emplea con este tipo de  sondas,  esta sonda tiene una longitud total de 40cm (es ampliable), la parte succionadora es la inferior blanca, una membrana que deja pasar los cationes y aniones junto con la solución del bulbo húmedo, el tubo de vacío permite extraer esta solución sin manipulación alguna, solo hay que pinchar y volver a los 10 minutos para recoger la muestra, lo que permite trabajar con varias submuestras sin problemas.

 

 

Valores que se obtienen de la solución extraída con las Sondas Rhizon

 

  • pH: el valor de pH obtenido es el del extracto saturado, así que estamos trabajando en una medición directa del estado de los cationes.

  • Electroconductividad: indica la carga de sales lo que permite ajustar las dosis de fertilización y los posibles incrementos, también se puede emplear para realizar lavadores de sales y ver la efectividad de los mismos, esto es muy importante en cultivos medicinales.

  • REDOX: el potencial redox resulta muy interesante para conocer los posibles bloqueos de nutrientes o la oxidación de los mismos.

  • Presión osmótica: sirve para determinar las necesidades de la lavado y el estrés al que se encuentra una planta a nivel de riego y nutrición, puedes ampliar información en: “Presión osmótica en agua de riego y suelos”. 

  • Macronutrientes: medición de los macronutrientes como el nitrógeno, fósforo, potasio, calcio ,magnesio y azufre (sulfato), estableciendo los diferentes equilibrios entre cationes.*

  • Micronutrientes: medición de los micronutrientes como sodio, hierro, yodo o boro entre otros. Mediante este sistema se pueden determinar problemas como la toxicidad del boro (por encima de 1,25ppm) o del aluminio (tóxico con pH inferior a 5,4).

  • SAR y PSI: la relación de absorción de sodio y el porcentaje de sodio intercambiable resultan de vital importancia. Estas sondas permiten conocer su desplazamiento en tiempo real, y si se ha aplicado un tratamiento para eliminar sales, se podrá determinar si ha sido efectivo o no.

 

*En Fertibox siempre realizamos en los análisis la medición de nitrógeno en forma amoniacal y nitrato (nítrico), existe la posibilidad de medir también urea, pero en este tipo de análisis no es recomendable.

 

 

¿En qué tipo de cultivos instalar Sondas Lisimétricas?

 

Las sondas lisimétricas se pueden emplear en cualquier cultivo de regadío, desde frutales a hortícolas pasando por aromáticas y medicinales, son una solución eficaz, sencilla y económica.

 

Este tipo de sondas se pueden instalar en sistemas enarenados, cultivo hidropónico con sustrato sólido y son un gran avance en la optimización de los programas de fertilización.

 

Estas sondas pueden ser instaladas por los propios agricultores o por la red de técnicos de campo y colaboradores.

 

En Fertibox estamos especializados en el diseño de planes de trabajo completos que incluyen desde la instalación de 2 sondas por cada zona de la explotación (zonas con diferentes suelos y posibilidad de aplicar una fertilización diferenciada), la realización de análisis de suelos y de savia para realizar un seguimiento total del cultivo y poder actuar antes de encontrar problemas, hasta el asesoramiento en fertirrigación incluyendo las analíticas del agua de riego. 


 

 

Si quieres aprender más sobre el tema, no dudes en inscribirte al webinar gratuito donde explicaremos datos y valores reales que  se pueden determinar mediante las sondas lisimétricas, podréis ver en tiempo real estas sondas y las pautas para su instalación. Además, los asistentes recibirán un vídeo sobre como instalar las sondas y el mantenimiento de las mismas.

 

¿A qué esperas para inscribirte al webinar?

Please reload

Categorías
Please reload

Entradas destacadas

Unidades en los análisis de suelos. PPM y MEQ

24/10/2019

1/3
Please reload

Entradas recientes
Please reload

NEWSLETTER
Buscar por tags