Plagas y enfermedades del almendro

Problemática del “Tigre del almendro"

 

 

Es una plaga muy común e importante en los cultivos de almendros de algunas provincias españolas y en toda el área mediterránea. Este tipo de plaga requiere unas estrategias de control y prevención alternativas a los insecticidas de síntesis, sobre todo en la agricultura ecológica donde dicha plaga supone un problema de mayor gravedad, ya que en los últimos años su número está aumentando de manera considerable en algunas áreas de la geografía española, especialmente aquellas que no se trataron adecuadamente durante la presencia de la primera generación.

 

 


 

Aunque se desarrolla principalmente sobre el almendro, también pueden verse afectados otros frutales como el cerezo, melocotonero o ciruelo. También puede encontrarse en árboles forestales y de ornamento como chopo, fresno, abedul o sauce entre otros ya que es una chinche bastante polífaga.

 

 

¿Qué es el “Tigre del almendro"?

 

Monosteira unicostata (Mulsant & Rey) o comúnmente llamada “chinche del almendro” o “tigre del almendro” es un tipo de chinche de pequeño tamaño (aprox. 2,2-2,5 mm de largo y 0,8 de ancho) y de color pargo-amarillento, con una faja transversal más oscura.

 

Durante el invierno se encuentra en estado adulto y permanecen bajo la corteza de los árboles, en la maleza, etc., pero cuando llega la primavera recobran su actividad y es cuando aparecen en las hojas.

 

 

 

 

Principales síntomas y daños provocados por el tigre del almendro

 

Los principales síntomas y daños tienen lugar en verano y en periodos de sequía, coincidiendo con la tercera generación de la plaga. Se suele observar un mosaico de color amarillo blanquecino en el haz de las hojas formado por la unión de las diferentes manchas de pequeño tamaño y como consecuencia de las picaduras de las chinches al chupar la sabia presente en las hojas jóvenes.

 

Esto provoca el secado de las hojas que terminan cayéndose y dando lugar a una acusada defoliación en fuertes infestaciones, con la consiguiente reducción de la cosecha. Además, también afecta al desarrollo y maduración normal de los frutos.

 

En cuanto al envés, se pueden observar pequeños puntos o manchas de color negro que corresponden a los excrementos, melaza y restos de mudas de los individuos que provocan un abarquillamiento de las hojas y reducción de la asimilación clorofílica.

 

 

Medidas de prevención y control

 

  • Medidas culturales y control biológico:

Esta chinche se ve favorecida por un exceso de fertilización nitrogenada y alta densidad de la vegetación en los cultivos de almendros. Por estos motivos, algunas de las medidas preventivas y control que se recomiendan son: favorecer las poblaciones naturales de sus posibles enemigos naturales como por ejemplo insectos de la familia de los antocóridos, cediómidos o coccinélidos; encalar los troncos para eliminar los refugios invernales de los adultos; mantener la copa de los árboles adecuadamente densa y ventilada, evitando poner variedades sensibles en zonas previamente afectadas; etc.

 

  • Control químico:

En agricultura convencional e integrada, el control de esta chinche se lleva a cabo mediante tratamientos con insecticidas organofosforados y piretroides principalmente. Cuando la plaga aparece o se detecta, suele ser fácil de erradicar aplicando algún insecticida, aunque el momento recomendado para la aplicación de los insecticidas varia según los diferentes técnicos de campo y es muy importante tener en cuenta las particularidades de cada región, podría aplicarse cuando predominen las formas inmaduras de la segunda generación o bien tras la aparición de los primeros adultos invernantes.

 

En el almendro es recomendable actuar durante el mes de junio, antes de que aumenten desmesuradamente las poblaciones y provoquen una futura caída de las hojas. Se debe intervenir cuando el umbral de incidencia sea superior al 10% de brotes afectados y se recomienda repetir el tratamiento a los 15 días de su aplicación con el objetivo de abarcar todo el periodo de eclosión de los huevos.

 

Algunos de los productos que se pueden utilizar dentro del tratamiento químico son: Deltametrin, Lambda Cihalotrin o Tau-fluvalinato. Este último, es un producto de amplio espectro, muy adecuado en estas fechas, ya que es muy activo a altas temperaturas y se debe pulverizar sobre las hojas, haciendo hincapié sobre el envés de estas.

 

  • Control ecológico:

Los cultivos de agricultura ecológica son los que más problemas están sufriendo para controlar la plaga por lo que se hace necesario el desarrollo de métodos alternativos al uso de insecticidas de síntesis química que la controlen con eficacia y que sean a la vez viables económicamente, en cultivos como éstos en los que los beneficios son pequeños.

 

Por otro lado, dentro del marco de la agricultura ecológica está permitido utilizar algunos insecticidas y repelentes entre los que se incluyen extractos de plantas, jabones, arcillas, etc., como por ejemplo pulverizar jabón potásico. También se pueden utilizar piretrinas, aceites orgánicos o de parafina, etc.

Please reload

Categorías
Please reload

Entradas destacadas

Unidades en los análisis de suelos. PPM y MEQ

24/10/2019

1/3
Please reload

Entradas recientes
Please reload

NEWSLETTER
Buscar por tags